El cuerpo de Salvador Dalí será exhumado el 20 de julio si no lo impide el recurso de la Fundación | Cultura | EL PAÍS

“Llegado el momento, acataremos la orden judicial”, aseguran desde el centro de Figueres

Mes de julio duro para la Fundación Gala-Salvador Dalíporque ya se conoce la fecha para la exhumación del cadáver de Salvador Dalí: el 20 de julio. Desde el centro que gestiona el legado del pintor de Figueres se está a la espera de que la juez María del Mar Crespo, titular del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Madrid, resuelva el recurso presentado por la fundación en junio para evitar que el cadáver embalsamado sea examinado y se obtenga de él una muestra del ADN para compararlo con el de una mujer residente en Girona, Pilar Abel Martínez, que asegura ser hija del genio de Portlligat. En caso contrario, no podrá evitar que a las 9.30 horas del 20 de julio, una comitiva del Juzgado de Instrucción número 8 de Figueres obtenga las muestras necesarias del cuerpo depositado en la cripta, situada debajo de la cúpula del Teatro-Museo Dalí desde hace casi treinta años. Es la fecha prevista que se mandó a la Fundación días después del exhorto que envió la juez el 20 de junio pasado que fija la prueba como previa de un juicio que se celebrará el próximo 18 de septiembre. “Llegado el momento, acataremos la orden judicial”, explican esta mañana desde la Fundación.

Nada ha cambiado desde que a finales del mes pasado los abogados de la Fundación y del Estado, herederos del pintor que falleció en 1989, presentaran un recurso en el que pedía agotar otras medidas antes de ver cómo había que abrir la sepultura y extraer del cuerpo de Dalí unas muestras. “No nos oponemos a que se realicen las pruebas de paternidad, pero existen otras posibilidades de extraer material genético antes de exhumar”, aseguraron hace unos días a EL PAÍS, desde el centro que vela por el patrimonio del pintor. Entre las propuestas que hacía la Fundación estaba la de obtener material genético del hermano de Abel: si los dos hermanos compartían la misma carga genética son hijos del mismo padre y madre y por lo tanto el pintor no tiene ningún parentesco con su supuesta hija.

Pero la toma de la muestra se ha encontrado con un impedimento inesperado. Marta Felip, alcaldesa de Figueres, ha asegurado que es “imposible” exhumar el cuerpo “por problemas técnicos”. Según Felip, el edificio donde está enterrado el pintor es propiedad municipal y está protegido. Por eso, “cualquier intervención que se lleve a cabo requiere el permiso de Patrimonio de la Generalitat y del Ministerio de Cultura”. Para la regidora, “no hay tiempo para elaborar un proyecto de obra y conseguir todos los permisos para levantar la losa, que pesa 1,5 toneladas. Felip ha explicado esta mañana que se ha enviado al juzgado un escrito para que pare la exhumación y alega que todo el procedimiento no estará a punto para la fecha fijada.

El recurso que presentó la Fundación y que está a la espera de que se resuelva no paraliza el proceso. Por eso, el pasado martes Abel se desplazó a Madrid donde en el Instituto Anatómico Forense le tomaron varias muestras de su saliva para obtener así su carga genética. A la salida, después de 15 minutos, Abel aseguró estar muy contenta. “Para mí es un paso esencial, necesito que se sepa la verdad”, aseguró en medio de una gran expectación mediática. Por su parte, su abogado, Enrique Blázquez, dijo que se opondrá a la realización de pruebas al hermano de Abel porque “no sería concluyente y lo único que hará será alargar el proceso que hace más de dos años que dura”.

En efecto. Según ha trascendido, tras publicarlo este jueves el diario El punt-Avui, no es la primera vez que la juez ordena la exhumación el cuerpo de Dalí para obtener muestras del cadáver embalsamado. La primera orden fue del 21 de diciembre de 2016, pero los letrados de la Fundación presentaron un extenso recurso, que acabó parando el exhorto por defecto de forma

Deja un comentario