Londres: El Támesis, con mucho arte | El Viajero | EL PAÍS

Origen: Londres: El Támesis, con mucho arte | El Viajero | EL PAÍS

El comisario de arte Fran Ramallo.
El comisario de arte Fran Ramallo.

El comisario de arte Fran Ramallo traza una ruta de museos y galerías con el gran río de Londres como eje

Acaba de terminar la primera fase del proyecto Ut pictura, que lleva la poesía contemporánea a las galerías de arte de Madrid, pero a Fran Ramallo también se le puede encontrar en Londresinvestigando sobre espacios en tránsito de la ciudad. Su ruta londinense está vertebrada por el Támesis.

¿Por qué le atrae el río?

Funciona como frontera. Es pura naturaleza pero intervenida por la mano humana. Siempre que voy a Londres el Támesis me sirve de guía. Pero ojo, que al este de la ciudad también está el río Lea, que es su hermano pequeño.

¿Qué le ofrecen sus orillas?

Para empezar, junto a él hay una institución que me encanta. Se llama Live Art Development Agency y tiene un archivo completísimo sobre performance. Además, está cerca del Victoria Park, uno de mis parques favoritos de la ciudad. En él hay dos piezas enormes del antiguo puente de Londres. Son como hornacinas en cuyo interior te puedes sentar.

Volvamos al río grande, ¿por dónde empezamos?

Por la Tate Britain, en Pimlico. Allí es donde voy a ver obras de Turner en las que a menudo el Támesis es el protagonista. En esa Tate se exponen los premios Turner, que resumen el arte inglés de hoy: rompedor y travieso, y a la vez respetuoso con la tradición.

De Tate a Tate, ¿iría a pie?

O en barco: hay uno que sale de la Tate Britain a la Modern. Recomiendo mucho la ampliación de la colección en el nuevo edificio. Incluye arte que mira a Asia, Latinoamérica y Oriente Medio. Ah, y en la Tate Modern hay fotografías de la artista Rachel Whiteread donde aparece el río Lea.

Continuemos el paseo…

A la altura del London Bridge iría a la calle de Berdmonsey. Allí está The Woolpack, un pub con cientos de cervezas. Cerca, la mítica galería White Cube expone a los artistas más cotizados. De ahí a otro puente, el Tower Bridge, y de ahí a la galería Whitechapel, donde se expuso el Guernica en 1938. Me encanta su cafetería porque allí se reúne gente de todo tipo: desde ancianitas tomando el té hasta artistas y comisarios.

Deja un comentario