Observar la realidad a través del espejo | Cultura | EL PAÍS

Origen: Observar la realidad a través del espejo | Cultura | EL PAÍS

Una de las instantáneas de la exposición.
Una de las instantáneas de la exposición. JANETH ANDRADE

La fotógrafa mexicana Janet Andrade expone por primera vez en España su trabajo más íntimo y personal

Describirse a sí misma a través de la sociedad. Ese ha sido el objetivo que buscaba y ha logrado la fotógrafa mexicana Janeth Andrade en su última exposición, titulada Reflejos. Su primera en España y la primera en la que, además de dejar ver una técnica impecable, muestra su lado más íntimo y personal.

Esta selección de fotografías, que se pueden ver desde este viernes en la sala Tocata en A, en Madrid, recoge varias facetas de la artista. Su lado más infantil, su lado más atrevido, su forma de ver el mundo, su ojo de especialista y sus pasiones. Una temática que se aleja bastante de su trabajo habitual, ya que su trayectoria está ligada al mundo del retrato político y a la moda. La exposición también aborda de forma interesante la soledad del ser humano, unas veces un animal tremendamente social y otras un animal solitario con una intensa vida interna.

Andrade, una de las alumnas más aventajadas de la Universidad Autónoma de Durango (México), fue becada por la Universidad de Anáhuac y perfeccionó su técnica en la Academia de Artes Visuales de Ciudad de México. En 2015 consiguió otra beca en la School of Visual Arts de Nueva York y en 2016 fue galardonada por el Foro Zony Maya con la beca Maya-Barrón, lo que le permitió vivir en Nueva York y aprender de grandes profesionales como Javier Ortega y Blake Ogden.

La artista destaca de esta muestra los contrastes y los reflejos de las instantáneas con el común denominador del blanco y el negro. “Desde pequeña siempre me había interesado muchísimo el mundo de la fotografía. En esta ocasión, lo que he intentado es, además de plasmar esa realidad, mostrar por primera vez mi personalidad, pero de una manera sutil y velada”, explica la autora.

Un solitario músico callejero en una calle muy concurrida de Nueva York.
Un solitario músico callejero en una calle muy concurrida de Nueva York. JANETH ANDRADE

Andrade se describe como una persona abierta y extrovertida, pero a la vez una persona tímida celosa de su intimidad. Un rasgo que se puede observar en su obra en la que, como ella misma matiza, “la realidad se ve a través de un filtro” ya sea un cristal, una cortina, o una pompa de jabón. Para hablar de sí misma y de su mundo interior escoge modelos o personajes anónimos de la calle que conectan con sus sentimientos y su forma de ser. “Me encanta viajar sola y observar a la gente, en muchas ocasiones me veo reflejada en las personas que fotografío”, asegura.

Las imágenes favoritas de Andrade, entre las más de 45.000 instantáneas de las que ha nacido esta muestra, son las que reflejan su yo infantil. “Me siento muy niña y conservo los mismos gustos: la fotografía, la música y la moda siempre han formado parte de mí, igual que una temprana adicción al café”, bromea.

Una de las fotografías que muestra el lado infantil de la artista.
Una de las fotografías que muestra el lado infantil de la artista. J. A

Deja un comentario