El porqué de la bisexualidad femenina podría estar en los hombres

Origen: El porqué de la bisexualidad femenina podría estar en los hombres

  • Algunos estudios apuntan a una conducta evolutiva

VIVO

Ya lo decía Kate Perry cuando aseguraba: I kissed a girl and I liked it (Besé a una chica y me gustó). Siempre se ha especulado con que todos somos bisexuales, pero cuando se trata de la sexualidad femenina, las mujeres siempre han sido consideradas como más ‘abiertas’ o bicuriosas.

Aunque en general la sexualidad es un tema muy complejo, ahora la ciencia puede ofrecer una respuesta a por qué las mujeres son más proclives a tener encuentros homosexuales que los hombres. Según un estudio de la universidad de Nicosia, publicado en Personality and Individual Differencesalgunas mujeres evolucionaron para tener comportamientos lésbicos o bisexuales debido a las preferencias de apareamiento de los hombres.

¿Bisexuales por adaptación evolutiva?

Se cree que los orígenes evolutivos de la atracción por el mismo sexo en las mujeres se desarrollaron a partir del deseo intrínseco de los hombres por tener ‘una compañera sexualmente fluida’. Tal y como explican los investigadores, esto proviene del deseo de asegurar el éxito de la transmisión de sus genes por parte de los varones.

Por ello, una pareja femenina que duerme o tiene relaciones sexuales con otras mujeres le daría la certeza de que él es el padre de la descendencia, ya que no las tendría con otro hombre y reduciría así el riesgo de adulterio.

Algunas mujeres evolucionaron para tener comportamientos lésbicos o bisexuales debido a las preferencias de apareamiento de los hombres”

Para llevar a cabo el estudio, los científicos chipriotas encuestaron a más de 1.500 hombres y mujeres heterosexuales en dos estudios en línea para probar su teoría sobre la atracción femenina por el mismo sexo. Alrededor de la mitad de los varones aseguraron sentirse excitados sexualmente si sus parejas se sentían atraídas por otra mujer. Mientras que solo un 8% de las féminas veía la atracción de su pareja hacia alguien del mismo sexo como un elemento ‘morboso’ para la relación.

El estudio también analizo las preferencias de los hombres en función de si tenían relaciones esporádicas o más a largo plazo. En el primer grupo, más dado a relaciones ocasionales, el 30% quería que su pareja tuviese una relación lésbica. Sin embargo, solo un 15% de los que mantenían relaciones a largo plazo lo deseaban.

Menelaos Apostolou, autor del estudio, asegura que se trata de “rasgos sexuales más instintivos, ya que es un mecanismo que ha sido seleccionado para servir aun propósito: la reproducción”. No obstante la teoría de Apostolou no tiene en cuenta la mayor fábrica de escenas lésbicas para el imaginario masculino: la pornografía.

El porno mayor creador del tópico

Según un informe de Pornhub y Vocativ, el término más buscado por los estadounidenses -en la mayoría de los 50 estados-, cuando entraban en una web para adultos, era ‘lesbiana’.

Alrededor de la mitad de los varones aseguraron sentirse excitados sexualmente si sus parejas se sentían atraídas por otra mujer”

En otro estudio de 2010, realizado en la Universidad de Texas, los psicólogos señalaron que este tipo de infidelidad -la de una mujer con otra mujer- no amenazaba la paternidad de sus hijos. También teorizaron sobre que “los hombres ven los encuentros lésbicos de sus parejas como una posibilidad de tener relaciones sexuales con más de una mujer simultáneamente”.

Sin embargo, la sexualidad de las mujeres es mucho más compleja que satisfacer el ego de un hombre. En un estudio de 2011 sobre la homosexualidad de la mujer, determinó que las hermanas gemelas idénticas eran más propensas a tener la misma tendencia sexual que una mellizas, en concreto estipularon que un 25% era genético.

El propio Apostolou admite que su estudio tiene varias limitaciones, ya que la sexualidad es algo tan complejo que merece aún más investigación.

Ellas disfrutan más del sexo oral en relaciones lésbicas

Por otro lado, un estudio que analizaba la brecha tan grande que hay entre hombres y mujeres a la hora de llegar al orgasmo, señaló que las mujeres heterosexuales rechazan el sexo oral de sus compañeros para evitar ‘devolver el favor’. Mientras relaciones homosexuales entre mujeres si optan más por esta práctica.

Según un estudio, las mujeres heterosexuales rechazan el sexo oral de sus compañeros para evitar ‘devolver el favor’”

Algo normal, dado que la mayoría de las mujeres necesitan la estimulación directa del clítoris para tener un orgasmo. Pero, según la investigación, son pocas las mujeres heterosexuales las que apuestan por la estimulación del clítoris vía oral, lo que reduce sus posibilidades de orgasmo.

Los investigadores concluyeron que las relaciones femeninas entre el mismo sexo podrían estar más en sintonía, puesto que “conocen mejor el cuerpo de otra mujer y pueden dar placer al igual que lo harían a sí mismas”. Además consideran que, en general, el sexo homosexual no ha estado tan ‘guionizado o estereotipado’ como el heterosexual, por lo que tenían más posibilidades de experimentar o disfrutar sin la presión de ciertos tópicos.

Deja un comentario