El teatro que transforma al espectador

RAQUEL VIDALES
Madrid 29 NOV 2017 – 23:00 CET
Simona Sala en ‘Medeas. On Getting Across’, de Teatr Zar.
Simona Sala en ‘Medeas. On Getting Across’, de Teatr Zar. MACIEJ ZAKRZEWSKI
El espacio en el que se desarrolla la obra Medeas. On Getting Across, que se presenta mañana en las Naves Matadero de Madrid, tiene exactamente las mismas dimensiones que el estudio donde el director polaco Jerzy Grotowski (1933-1999) concibió hace medio siglo algunos de los fundamentos que todavía hoy sostienen el teatro de vanguardia. No es pura coincidencia ni tampoco fetichismo: simplemente se debe a que el espectáculo fue creado en ese mismo lugar, dentro del edificio que albergó el mítico Teatro Laboratorio en la ciudad de Wroclaw, hoy reconvertido en Instituto Grotowski.

“Pero que nadie piense que esto es un ejemplo de lo que hacía él hace medio siglo. En absoluto se reconocería en este trabajo”, advertía anteayer Jaroslaw Fret, actual director de la institución y de su compañía residente, Teatr Zar, en un encuentro con EL PAÍS mientras supervisaba de reojo la instalación de la escenografía.

MÁS INFORMACIÓN
La oleada teatral polaca
¿Qué queda entonces de Grotowski en las creaciones de sus discípulos más directos? “Quedan las mismas preguntas. ¿Cómo puede un actor convertirse en transmisor de una vivencia si no la ha experimentado personalmente? ¿Cómo conseguir que el espectador tenga esa misma vivencia? Esa es la base del método de Grotowski y lo que sigue guiando nuestras investigaciones”, explica Fret.

Para el maestro polaco, iniciador del llamado “teatro pobre”, que tanto influiría en el trabajo de directores posteriores como Peter Brook, lo importante del hecho escénico es la relación que se establece entre el actor y el público: conseguir que tras esa comunión el espectador salga transformado a la calle.

Para llevar a la práctica esta premisa Teatr Zar dedica mucho tiempo a la investigación antes de ponerse a crear un nuevo espectáculo. Los dos que presenta desde mañana hasta el domingo en Madrid, Medeas. On Getting Across y Armine, Sister, forman parte de una trilogía que iniciaron en 2011 (aún está en proceso la tercera parte) llamada Anamnesis, una palabra que en griego antiguo significa “recuerdo de la mente” o “reminiscencia”.

Medeas pretende reflejar la experiencia de los refugiados: transmitir la vivencia del rechazo, el dolor del exilio. En el caso de Armine, Sister, se rescata del olvido el genocidio que sufrieron los armenios hace un siglo por parte del Imperio Otomano. “Pero nuestro objetivo no es relatar un hecho histórico o algo que se puede leer cualquier día en cualquier periódico. Lo que intentamos es actuar como correa de transmisión de una experiencia, que el espectador la viva también. Es la manera de salvarnos todos de la ignorancia”, aclara el director.

Esto explica por qué no hay casi texto en estas creaciones. Todo se expresa y se transmite a través de canciones, gestos, acciones, elementos orgánicos (agua, una fruta, pan, arena) rituales y liturgias originales. Todo lo que se utiliza en escena surge tras viajes, investigaciones y contactos con las fuentes originales. “Por ejemplo, la persona que canta los textos litúrgicos armenios no es un intérprete cualquiera. Es uno de los tres maestros cantores de música armenia que quedan en el mundo [Aram Kerovpyan, de la catedral armenia de París]”, apunta Fret.

Al final de cada función, el espectador descubre que toda la escenografía se ha transformado: lo que era una puerta acaba siendo una balsa; lo que al principio eran columnas se convierten en arena, ruinas. Y el público se ve obligado a atravesar esa arena, dejar sus huellas. Así es como acaba formando parte de la propia acción teatral.

Más allá de la ficción

Es la segunda vez que Teatr Zar visita España. En 2011, trajeron su obra Anhelli. La llamada, que solo pudo verse en el Teatro de la Abadía de Madrid y en las ruinas de un antiguo convento de Belchite (Zaragoza). La compañía se formó en el Instituto Grotowski durante unas expediciones de investigación a Georgia entre 1999 y 2003. En estos viajes recopilaron gran cantidad de material musical y cuentan que posiblemente encontraron las composiciones polifónicas más antiguas del mundo. Su primer gran éxito internacional fue la trilogía Gospel of Childhood, realizada entre 2003 y 2009.

Junto a las dos obras que Teatr Zar representa en Madrid, la compañía ha montado una instalación con objetos, imágenes e historias recogidos en campos de refugiados durante el proceso creativo. A los espectadores se les entrega al final un sobre con algunos de esos elementos: fotografías reales, relatos y una llave: la llave del hogar a la que todo exiliado se aferra con la esperanza de volver algún día.

Continuar leyendo …

La inteligencia artificial no tiene nada que ver con el pensamiento humano

La idea es sencilla. Dive capta todo lo que está pasando en la pantalla y pone al alcance del espectador toda la información asociada a ello. ¿Quién es ese actor? ¿Qué lleva puesto? ¿Cómo puedo comprarlo? ¿Dónde se ha rodado esa escena? “Convertimos un medio unidireccional en uno que nos brinda las oportunidades de los medios digitales y pone al espectador en el centro”.

Continuar leyendo …

GPS y ‘big data’ para escapar de tu agreso

También en Latinoamérica

Estas mismas herramientas están siendo utilizadas por distintos proyectos de la ONU para prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres. ONU Mujeres está trabajando junto con el medio Nomada para monitorear el acoso sexual en lugares públicos de Guatemala a través de una app. La aplicación aporta información en tiempo real, permitiendo mapear lugares de alto riesgo e informando a las autoridades locales. Estará disponible en enero de 2018.

Continuar leyendo …

¿Qué sabe tu móvil de tu tristeza?

Cómo reconoce una máquina las emociones

Existen varios métodos para medir las emociones. En el caso del estrés, por ejemplo, algunos de los más comunes incluyen el análisis de hormonas como el cortisol o la adrenalina, que se pueden medir en la saliva y en la sangre. Sin embargo, estas mediciones son muy intrusivas, pueden verse afectadas por los ritmos circadianos y su análisis es costoso y lento. Otro método mucho menos intrusivo es que el dispositivo pregunte al usuario cómo se siente, pero es algo más subjetivo, requiere la atención cognitiva de la persona y las respuestas se ven afectadas por posibles problemas de memoria.

Continuar leyendo …

Diseña tu planta fotovoltaica en cuestión de minutos

A favor de los intereses de Rated Power reman el auge del coche eléctrico, el uso de baterías y la concienciación a nivel mundial sobre el uso de fuentes renovables. “Creemos que la energía solar será clave en esta transición y nuestro objetivo es posicionarnos como el software estándar del mercado internacional a finales de 2018”, asegura Barber. “Pero es fundamental que exista una apuesta real por la innovación y que se sumen más actores, como las compañías energética

Continuar leyendo …

Las mujeres protagonizaron la revolución agraria de la prehistoria

La antropóloga del University College de Londres María Martinón recuerda que “los huesos son tejidos vivos que responden y se adaptan al tipo de actividad o estímulo a los que los sometemos”. Para la investigadora española, no relacionada con el estudio, “esos cambios se pueden utilizar para inferir el estilo de vida o la actividad física de una población”. Por eso considera relevante esta investigación: “Durante mucho tiempo hemos subestimado probablemente la actividad física y carga biomecánica de las actividades desarrolladas por las mujeres en la prehistoria, sobre todo en el periodo en el que adoptamos una cultura basada en la agricultura y la domesticación”

Continuar leyendo …

La mujer que abrió el MoMA a los videojuegos

La decisión de Paola Antonelli en 2012 de incluir en la colección de MoMA de Nueva York (uno de los museos de arte moderno más prestigiosos del mundo) varios videojuegos como ejemplo de diseño interactivo, no fue tan trascendente como la Fuente de Duschamp, pero provocó un pequeño terremoto en el mundo del arte. En una coferencia TED ella misma ironizaba sobre la cerrazón mental de los críticos: “apareció otro artículo muy pretencioso, que salió en The New Republic, tan pretencioso, de Liel Leibovitz que decía: ‘El MoMA ha confundido videojuegos con arte’. Otra vez. ‘El Museo pone el Pac-Man junto a Picasso’. Otra vez. ‘No entienden la idea’. Discúlpame. Tú no entiendes la idea.

Continuar leyendo …

No son imaginaciones tuyas, esta extraña flor ha invadido el universo de la moda

La culpa de su resurrección (en los 80 vivió su época de gloria para acabar denostada como flor de hotel desfasado) la tiene Brittany Asch, cofundadora de Brrch Floral y florista de Mansur Gavriel, Glossier y Sandy Liang, tres de las firmas que han incorporado el anturio en sus últimas imágenes. Según publica Fashionista, en los últimos tres años Asch no ha dejado de utilizar esta flor en sus trabajos, al principio con cierto rechazo por parte de muchos de sus clientes para contar después con el beneplácito y la imitación de otros tantos. Mientras que antes era una flor más complicada de conseguir, ahora su demanda no deja de aumentar y lo mismo se cuela en editoriales de moda (por ejemplo en el protagonizado por FKA Twigs para la edición estadounidense de Elle) que se convierte en el arreglo floral oficial del showroom de la aclamada firma de belleza Glossier.

Continuar leyendo …