El Defensor del Pueblo Andaluz pide la suspensión definitiva del proyecto de Gas Natural en Doñana

Origen: El Defensor del Pueblo Andaluz pide la suspensión definitiva del proyecto de Gas Natural en Doñana

Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz
Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz

Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, pide mediante un escrito enviado a finales del mes de octubre la “suspensión definitiva” del proyecto en el espacio natural de Doñana de explotación y almacenamiento de gas.

La institución toma esta decisión debido a los posibles riesgos que conllevan el gasoducto de Doñana tomando como referencia lo sucedido en el Depósito de El Castor.

A su vez, Maeztu se apoya a su vez en que la forma en que se han tramitado los proyectos, tanto la declaración de impacto ambiental (DIA) como en la falta de una evaluación conjunta que analice las consecuencias que se podrían originar por la ejecución de los cuatro proyectos.

“Sugiero que se debe suspender y no empeñarse en hacer este proyecto en Doñana cuando lo podemos hacer en otro sitio, y no arriesgamos un bien tan preciado” afirma el Defensor del Pueblo andaluz remarcando en la necesidad de realizar un análisis a fondo sobre las consecuencias de los proyectos en los hábitats y las especies “que no se ha llevado a cabo por parte del Ministerio y sobre la que mantenemos una clara discrepancia. (…) Todo ello sería suficiente, a nuestro juicio, no sólo para que continúen suspendidos los tres proyectos sobre los que no se ha concedido Autorización Ambiental Unificada, sino también para que se procediera a la inmediata suspensión del proyecto del que venimos hablando, el de Marismas Occidental”.

Sobre los reconocimientos de Patrimonio de la Humanidad, reserva de la Biosfera desde 1980, humedal de importancia internacional, zona Ramsar desde 1982 o Espacio Protegido Red Natura 2000 “en caso de haberse conocido de antemano los serios riesgos sísmicos y de contaminación del acuífero que se pueden derivar de la ejecución del proyecto de gaseoducto, y de haberse producido el desastre provocado por el depósito de El Castor unos años antes, el proyecto no hubiera obtenido el visto bueno para su ejecución. (…) Debemos tener muy presente que el hecho de que unas partes del proyecto se hayan trazado para su ejecución en el entorno del Espacio Natural de Doñana no supone una garantía de que no se vayan a producir afecciones al Parque Natural o al Parque Nacional de Doñana, cuya conservación y protección es inseparable de su entorno”, según la Defensoría, que recuerda que una DIA “ni impide que se produzca impacto ambiental derivado de su mera ejecución ni es una garantía absoluta de que no van a tener lugar los riesgos analizados en la evaluaciones, pese a que se hayan adoptado medidas para intentar evitarlos o amortiguarlos”.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.