Aeropuerto de Bali se mantendrá cerrado por tercer día por erupción del Agung

Aeropuerto de Bali se mantendrá cerrado por tercer día por erupción del Agung

El aeropuerto internacional de Bali Ngurah Rai permanecerá cerrado hoy por tercera jornada a consecuencia de la nube de ceniza que expulsa el volcán Agung y que los expertos consideran puede anticipar una erupción mayor, informaron fuentes oficiales.

El director de la operadora del aeropuerto Angkasa Pura, Yanus Suprayogi, agregó en un comunicado que “debido a las cenizas volcánicas” el aeródromo cesará operaciones hasta la mañana del jueves.

Los dos primeros días de cierre fueron cancelados casi 900 vuelos, 445 el lunes y 443 el martes, en Ngurah Rai y 31 vuelos en el aeropuerto de la isla de Lombok, al este de Bali, lo que ha afectado a más de 100.000 pasajeros.

Angkasa Pura indicó en otro boletín que al menos 1.297 turistas han viajado ya desde Ngurah Rai o desde la terminal de autobuses Mengwi hacia Surabaya (isla de Java) en vehículos y transbordadores.

En el aeropuerto de Surabaya los billetes de los vuelos hacia Yakarta están agotados hasta diciembre y cientos de viajeros buscan rutas alternativas para regresar a sus hogares, según declararon a Efe varios turistas.

El director de información de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNBP, en indonesio), Sutopo Purwo Nugroho, indicó en las redes sociales que la nube de ceniza se encuentra a una altura de unos 25.000 pies (7.600 metros) sobre el nivel del mar.

Al menos 22 pueblos cercanos al volcán han sido afectados por la ceniza, que se traslada en dirección sur-suroeste.

El Centro de Vulcanología y Mitigación de Peligros Geológicos elevó el nivel de alerta de erupción al máximo el lunes, aumentó la zona de seguridad a un radio de hasta 10 kilómetros alrededor del cráter y advirtió del riesgo de una erupción mayor.

Las autoridades han ordenado evacuar a cerca de 100.000 personas que habitan en la zona de peligro y casi 40.000 se han registrado ya en los refugios en varios puntos de la isla, aunque algunos residentes se niegan a evacuar sus hogares.

El volcán se levanta en el este de Bali, en el distrito Karangasem, lejos de la mayoría de las atracciones turísticas que permanecen seguras, aunque el BNBP recomienda el uso de mascarillas.

Se trata de la primera erupción magmática del Agung desde 1963, cuando las erupciones duraron casi un año y causaron más de 1.100 muertos.

Bali es el principal destino turístico de Indonesia con una afluencia anual que ronda los 5,4 millones de visitantes extranjeros, según datos oficiales.

El archipiélago indonesio se asienta en el denominado “Anillo de Fuego” del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.