Juega a Missing Food

Origen: Juega a Missing Food

Ponte en la piel de un campesino africano gracias a esta experiencia pionera

Imagen del juego interactivo Missing Food (La Vanguardia y Conducttr Communications)

Por primera vez en la prensa generalista española, La Vanguardia, gracias a la empresa Conducttr Communications , ha convertido un contenido informativo en una experiencia gamificada. El especial Missing Food, realizado en el marco de una beca otorgada por el programa Journalism Grants del European Journalism Center con la colaboración de la Bill Melinda Gates Foundation, se convierte así no solo en cuatro reportajes que ponen el foco en la lucha de los campesinos y de organizaciones internacionales y nacionales contra la comida que se pierde en las fases posteriores a la cosecha, sino también en un juego interactivo.

Esta creación busca involucrar al lector hasta niveles antes no explorados. Cualquier usuario puede ponerse en la piel de una familia africana al inicio de una temporada de cultivo. Paso a paso, podrá seguir las decisiones que deben tomar para tratar de maximizar su producción y evitar las pérdidas, que, según datos del Banco Mundial y de la FAO, se encuentran entre el 20 y el 30% de la producción.

Cada decisión cuenta

Qué plantar, qué sistema de riego utilizar, cómo recogerlo, dónde almacenarlo o cómo venderlo. Cada paso implica un coste y cada decisión puede comportar un porcentaje de comida perdida. De esta forma, el lector puede entender las dificultades a las que se enfrentan el 80% de la población del África Subsahariana, cuyo único sustento es el campo.

Sin frivolidad y con el máximo rigor, el juego busca situar el contenido del reportaje a otro nivel. En un momento en el que la información corre a raudales y se pierde en la inmensidad de internet y en el que el tiempo dedicado a leer reportajes en profundidad escasea, la gran variedad de recursos que tenemos al alcance facilita la exploración de nuevos métodos para llegar al lector.

Participa en esta experiencia, sumérgete en una realidad desconocida y comprende los problemas que deben hacer frente muchos de los campesinos que ven cómo su comida, demasiado a menudo, no puede ni venderse ni sirve para alimentarse.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.