Walas, un niño de 13 años en Guadalajara, sigue en coma por culpa del bullying – Derechos Humanos

Origen: Walas, un niño de 13 años en Guadalajara, sigue en coma por culpa del bullying – Derechos Humanos

Gustavo PinedaMIÉRCOLES, 20 DE DICIEMBRE DE 2017 11:15

Walas fue brutalmente golpeado por sus compañeros en el salón de clases en Guadalajara, pero a su maestra no le interesó indagar más. Uno de los golpes lesionó su cabeza y hoy lucha por sobrevivir.

Wualberto es un niño de apenas 13 años de edad que lucha entre la vida y la muerte debido a un derrame cerebral, culpa del bullying que sufrió en la escuela secundaria Número 92 Santos Degollado en Guadalajara, Jalisco.

“Walas”, como le apodan de cariño en su familia, es un alias que repiten a diario en el área de terapia intensiva en el Centro Médico de Occidente del IMSS de la capital jalisciense, mientras que dentro del cuarto donde yace, su abuela le acaricia el rostro y rezan para volver a observar sus ojos abiertos.

El pasado 5 de diciembre, uno de los compañeros de clase golpeó brutalmente a Walas cuando la maestra salió del salón. Como víctima del bullying, soportó en silencio cada rodillazo y patada en el cuerpo, hasta que fue azotado contra las butacas, en ese momento recibió un fuerte impacto en la cabeza.

De acuerdo con una publicación en Facebook de Mario García, tío de Walas, la maestra encontró en el suelo a su sobrino y no indagó más sobre la situación, el niño por pena sólo afirmó que se encontraba bien, pero sentía un fuerte dolor en la cabeza.

Al salir de la escuela, fue a comer con su abuela quien notó un comportamiento inusual en su nieto. Gisela García, prima de Walas, dijo en entrevista a Noticias Telemundoque las consecuencias de la golpiza provocó una inflamación en el cerebro, posteriormente arribó en la casa de su abuela y sufrió una convulsión después de comer.

Cuando estaba en la cama, el niño empezó a gritar a mi abuela que le dolía mucho su cabecita y que sentía que se estaba muriendo, y le decía “tita, por favor, no me dejes morir, tita”, y de repente se convulsionó y se desmayó.

VIDEO 

Cuando arribaron los paramédicos, explicaron a los familiares que el pequeño Walas estaba muy grave, había sufrido un derrame cerebral. En 15 días en estado de coma, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco informó que otorgaran el acompañamiento jurídico y psicológico a los familiares de la víctima, además de dar seguimiento al caso.

Por su parte, Mario García denunció que la actuación de las autoridades escolares fue precaria y lastimosa.

Las autoridades nos mencionaron que es un proceso largo y, por medio de aquí queremos hacer visible esta situación que hoy entristece los corazones de muchas personas. Cabe mencionar, que existen reportes de que Walas era molestado por algunos de sus compañero, me gustaría saber ¿qué hizo la escuela para detenerlo? Él tenía una muy buena vida, no es justo que por la crueldad de algunos niños se destruya a toda una familia. ¡Queremos justicia para Walas!

Según los doctores, Walas presenta mejoría pero enfrentará una larga vida de terapias y secuelas en caso de recuperarse.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.