El proyecto de Acciona que ilumina con electricidad el Amazonas

Origen: El proyecto de Acciona que ilumina con electricidad el Amazonas

  • Un millar de hogares de la cuenca peruana del río Nepo se beneficiarán por primera vez de la energía eléctrica gracias a la Fundación Acciona Microenergía
  • ALEJANDRO TEODORO

    Es el bosque tropical más grande del mundo. Tanto, que si fuese un país estaría entre los ocho más extensos del planeta. En 2011 fue declarada una de las siete maravillas naturales, y se le considera una región con una biodiversidad prácticamente única en la Tierra. Así es el Amazonas, una región que sigue siendo, en algunos aspectos, una incógnita inexplorada. Un manto verde que se extiende a lo largo de seis millones de kilómetros cuadrados en nueve países de Sudamérica, y del cual aún no se sabe todo.

    Un lugar de lugares donde el tiempo no se detiene, pero no avanza al vertiginoso ritmo de otros puntos del planeta. Un dato lo demuestra: en la Amazonia peruana podrían convivir, en la actualidad, alrededor de 15 comunidades aisladas, a partir de las estimaciones de la organización Survival. En la Amazonia brasileña el número de grupos indígenas ascendería a un centenar, según la Fundación Nacional del Indio.

    Las comunidades amazónicas viven en condiciones climatológicas extremas en ubicaciones remotas y dispersas. En algunos casos solo puede accederse a ellas a través del río. A estos factores se les une el elevado coste e impacto de la construcción y el mantenimiento de redes de distribución de energía, lo que deriva en una realidad en pleno siglo XXI: la electricidad aún no llega a los hogares de millones de personas en la Amazonia.

    Precisamente en Perú, la Fundación Acciona Microenergía ha impulsado un programa para dotar de iluminación eléctrica a diversas poblaciones aisladas. Un proyecto que proporcionará por primera vez la electricidad a un millar de hogares de la cuenca peruana del río Napo, afluente del Amazonas, y que servirá para replicar el modelo en las cuencas de otros ríos de esta región. Por el momento, el programa supone la entrada en funcionamiento de 61 sistemas fotovoltaicos domiciliarios que dan acceso a la electricidad a 325 vecinos de cuatro poblaciones.

    El proyecto busca el equilibrio ambiental del ecosistema

    De esta manera, estos lugareños abandonan el uso de antiguas formas de iluminación, más perjudiciales para la salud, como linternas a pilas, lámparas de petróleo o velas. Un avance técnico con un impacto positivo, pues el uso de energía eléctrica reducirá la incidencia de enfermedades oculares y pulmonares, y permitirá en los hogares beneficiados un incremento de las horas de estudio, la prolongación de actividades productivas o de la preparación de comidas.

    En concreto, el proyecto se basa en la fácil instalación de sistemas solares fotovoltaicos domiciliarios de última generación, con un modelo de prepago diseñado para garantizar la sostenibilidad económica del mismo. En este sentido, los usuarios contribuyen al correcto mantenimiento de los equipos con una aportación un 50% inferior al gasto actual con los métodos más tradicionales de iluminación.

    El proyecto de la Fundación Acciona Microenergía, con el apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación Tecnológica de Perú, constata la viabilidad de esta solución replicable a los habitantes de otras poblaciones que no pueden conectarse a la red eléctrica convencionales. Unas dificultades provocadas por la dispersión geográfica de las comunidades aisladas, la orografía del terreno y el impacto ambiental de las redes eléctricas. Este punto es, precisamente, uno de los aspectos más relevantes del proyecto.

    No en vano, el programa responde -con un sí- a una pregunta: ¿es posible llevar la electricidad a las comunidades autónomas del Amazonas sin comprometer el equilibrio ambiental ni interferir en el modo de vida de las mismas? La solución se ha diseñado para limitar al máximo el impacto en el medio ambiente, en este entorno natural de valor incalculable. Así, se controla progresivamente el uso de pilas desechables y por tanto se evita la emisión de gases contaminantes.

    El modelo se replicará en las cuencas de otros ríos de la región

    En la actualidad, la Fundación Acciona Microenergía ya trabaja en la ampliación del proyecto en 350 hogares más de la cuenca del Napo, y así continuar iluminando, de manera responsable, la vida de millones de personas bajo el gran manto verde de la Amazonia.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.