El apasionado de las fotografías 3D que ha expuesto Sabadell por medio mundo

Origen: El apasionado de las fotografías 3D que ha expuesto Sabadell por medio mundo

  • Lluís Dubreuil ha elaborado más de 3.000 imágenes estereoscópicas de la ciudad, que le han valido varios premios en festivales internacionales
El apasionado de las fotografías 3D que ha expuesto Sabadell por medio mundo
La fotografía estereoscópica se deba observar con gafas bicolor para apreciar una sensación de 3D (Josep Blanch)
Sabadell

Las fotografías de Lluís Dubreuil no se pueden observar a simple vista. Hace falta ponerse las famosas gafas bicolor para disfrutar de la sensación tridimensional que produce la fotografía estereoscópica. Las imágenes que reproduce este vecino de Sabadell han sido tratadas digitalmente para generar una sensación de profundidad gracias a la ‘magia’ del 3D.

En su casa, Dubreuil conserva más de 80.000 fotografías estereoscópicas(3.000 de espacios de Sabadell), que se han paseado por los festivales internacionales más importantes de esta especialidad. Su pasión por este tipo de fotografía comenzó hace más de 10 años cuando descubrió unas postales estereoscópicas en un viaje a Praga. “Me despertó la curiosidad, las compré y comencé a investigar y a formarme”, rememora.

Después que le echaran de su trabajo, Dubreuil centró todos sus esfuerzos en adquirir conocimientos sobre el tratamiento de este tipo de imágenes y se hizo con una cámara FUJI XT20 que le ha acompañado desde entonces. Sin embargo su primera aventura con las imágenes estereoscópicas fue a través de la pintura: Dubreuil se propuso dotar de profundidad el cuadro La anunciación de Fra Angelico y la experiencia fue tan positiva que desde entonces no ha parado.

Lluís Dubrueil ha expuesto sus obras premiadas en la Aliança Francesa de Sabadell
Lluís Dubrueil ha expuesto sus obras premiadas en la Aliança Francesa de Sabadell (Josep Blanch)

El trabajo de Dubreuil para elaborar una fotografía que genere un efecto de 3Dcomienza con la toma de las imágenes. Con una cámara simple toma dos fotografías iguales de una misma escena, siempre respetando los tiempos que marca esta metodología. En el proceso de edición se suman las dos imágenes y se separan los diferentes elementos de forma adecuada “ni demasiado, ni demasiado poco”. A partir de aquí se define una información diferente para dar a cada ojo con la mezcla de los colores en el caso de la tecnología de las gafas bicolor. El cerebro se encarga de rematar el trabajo fusionando las imágenes y generando el efecto tridimensional.

Según Dubreuil se trata de una modalidad en la que es necesario respetar al máximo las proporciones y los espacios que marcan los cánones de la fotografía estereoscópica si se quiere conseguir el efecto deseado. Con esta técnica ha dado profundidad a fotografías de algunos de los espacios más emblemáticos de Sabadell, desde la plaza Sant Roc hasta la plaza Espanya, pasando por el Parc Catalunya o la Torre de l’Aigua.

Los problemas del desarrollo del 3D

Dubreuil asegura que uno de los principales problemas de la tecnología 3D es la “falta de documentación”. Según él, la creación de profundidad en una imagen plana se ha desarrollado relativamente poco, lo que provoca que la traslación de esta técnica al cine no se haya consolidado.

“Muchas películas 3D se han hecho mal por las prisas de sacarle un rendimiento comercial a esta tecnología sin haberla estudiado suficiente”, argumenta Dubreuil, quien explica que en una fusión de imágenes en 3D “interviene el criterio binocular y neurológico, que está poco estudiado”. El fotógrafo añade que ese trabajo mal hecho ha provocado que en muchos casos “los espectadores han sufrido molestias viendo películas 3D”, con lo que justifica que la gente haya perdido el interés.

La tecnología llegó también a los televisores hace unos años sin demasiado éxito, lo que Dubreuil atribuye al fracaso previo en las salas de cine. Según él, hay muchos televisores que cuentan con la tecnología 3D aunque no lo publicitan por el desinterés que ha terminado provocando entre los espectadores. “Mucha gente tiene televisores 3D y no lo sabe”, sentencia.

Lluís Dubreuil trata la imagen para generar un efecto tridimensional con gafas bicolor
Lluís Dubreuil trata la imagen para generar un efecto tridimensional con gafas bicolor (Josep Blanch)

Desde Autralia hasta Detroit: el reconocimiento de las imágenes de Sabadell

Las fotografías de Lluís Dubreuil se han expuesto recientemente en la sala de exposiciones de la Aliança Francesa de Sabadell y pronto viajaran a Calella en una muestra del Festival de la Imagen. En estos años han conseguido cruzar muchas fronteras y exponerse en países muy variados.

Las imágenes de la Torre de l’Aigua o del Ayuntamiento de Sabadell, retocadas por Dubreuil, han viajado por varias ciudades de Norteamérica como Detroit, Chicago, Ohio o Los Ángeles, así como también por Europa y Australia en algunos de los festivales internacionales más importantes de la fotografía estereoscópica. “Aquí en Espanya no existen concursos de este tipo”, lamenta Dubreuil.

En su aventura por los concursos americanos ha conseguido alcanzar un tercer premio de la National Stereoscopic Association con la fotografía de unas burbujas y unos niños bañándose en las fuentes de delante del Ayuntamiento de Sabadell. Se trata de uno de los concursos más populares para los amantes de esta disciplina, que incluso tiene diferentes modalidades estereoscópicas. Uno de los sueños de Dubreuil es asistir a una de las convenciones anuales que organiza la entidad en Estados Unidos. “Espero hacerlo pronto”, confía.

La fotografia 'Bubbles' es una de las que ha tenido más reconocimientos en los festivales internacionales
La fotografia ‘Bubbles’ es una de las que ha tenido más reconocimientos en los festivales internacionales (Josep Blanch)