Feminismo de buenas noches

Llega la segunda entrega de un fenómeno editorial sobre historias inspiradoras de mujeres valientes y luchadoras en clave infantil

Origen: Feminismo de buenas noches

“Había una vez una niñita que entrevistaba a los cuervos. También entrevistaba a sus muñecas hechas de mazorcas de maíz, y era tan buena recitando la Biblia que la gente la llamaba ‘la Predicadora’. Su nombre era Oprah y le encantaba hablar, pero su familia no la escuchaba”. La periodista, presentadora de televisión y filántropa norteamericana Oprah Winfrey forma parte de la segunda entrega de Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, de Elena Favilli Francesca Cavallo, un fenómeno editorial cuyo primer volumen lleva más de un millón de ejemplares vendidos en todo el mundo –unos 100.000 en España en apenas seis meses– y ha sido traducido a más de treinta idiomas. La segunda parte, que acaba de salir publicada, se ha realizado a imagen y semejanza de la primera y reúne en forma de cuento corto acompañado de una ilustración las biografías de otras cien mujeres del pasado y del presente cuyo nexo en común es haber soñado a lo grande y luchar duro para conseguirlo. Toda una fuente de inspiración.

Lo que nació como un modesto proyecto que pretendía rellenar lo que las autoras consideraban un hueco en la literatura infantil – “que las niñas y los niños crezcan rodeados de modelos femeninos que trabajan, que se afirman a través de su pasión y que no viven en función de un hombre”, según explican ellas mismas–, se ha acabado convirtiendo en un libro de cabecera del activismo feminista que ha trascendido al público infantil al que va dirigido. El entusiasmo que despertó el primer volumen se tradujo en las redes sociales en los hashtags #niñasrebeldes, #RebelGirls, que hizo que hasta Beyoncé y J.K. Rowling quisieran formar parte de sus páginas. Algo que han logrado junto con otras mujeres como la propia Oprah, la tenista Billie Jean King o Aisholpan, la joven mongola que caza con águilas reales, una tradición reservada solo a los hombres. Una segunda parte que, como la primera, contiene historias de heroínas y luchadoras conocidas como Audrey Hepburn, Chimamanda Ngozi o Beatrix Potter, pero también de muchas otras desconocidas que las propias lectoras han ido poniendo en conocimiento de las autoras, como ellas mismas explican en el prólogo, como “el primer grupo en contra de la caza furtiva formado sólo por mujeres en Sudáfrica, del cual nos habló Rita en Snapchat”.

Lo que nació como un modesto proyecto que pretendía rellenar lo que las autoras consideraban un hueco en la literatura infantil, se ha acabado convirtiendo en un libro de cabecera del activismo feminista

Elena Favilli y Francesca Cavallo, periodista y creativa la primera, escritora y directora de teatro la segunda, ambas italianas afincadas en Venice, California, iniciaron en 2016 una campaña de micromecenazgo (donaciones a través de una plataforma de internet) para financiar la primera entrega de rebeldes. El éxito fue espectacular: 13.454 patrocinadores de 75 países que aportaron más de un millón de dólares. Aportaciones con las que pusieron en marcha su deseo de “contar historias con protagonistas femeninas diferentes; con coraje, fuertes, dueñas de su propia vida… Mujeres reales, no personajes imaginarios, con superpoderes… Mujeres realmente experimentadas que a través de su talento, su pasión o la determinación de su trabajo diario han llevado a cabo empresas extraordinarias en cualquier campo”, explicaban recientemente las autoras durante la celebración en Lombardía del Festivaletteratura.

Así, emperatrices, faraonas, políticas y científicas comparten sueños con top models, cantantes, piratas, espías y activistas. Vidas condensadas en una página, la mayoría de las veces encabezadas con el clásico “había una vez” y acompañadas por los retratos de diseñadoras invitadas como Elisabetta Stoinich, Sara Bondi, Debora Guidi o Paola Escobar. Una enciclopedia del papel fundamental de las grandes mujeres de nuestra historia pasada y presente, que ha propiciado que muchas editoriales hagan lo propio con recopilaciones de diversa índole e interés. Capitán Swing y Nórdica, por ejemplo, se unieron el año pasado para sacar conjuntamente el ilustrado

Elena Favilli y Francesca Cavallo

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes I y II/ Contes de bona nit per a nenes rebels I i II

Destino/estrella polar