¿Qué tiene de especial esta aurora boreal llamada Steve?

Origen: ¿Qué tiene de especial esta aurora boreal llamada Steve?

  • El descubrimiento de Steve podría explicar cómo funcionan los campos magnéticos de la Tierra y cómo interactúan con las partículas cargadas en el espacio
¿Qué tiene de especial esta aurora boreal llamada Steve?
Steve en el Lago Childs, ubicado en Canadá. (Krista Trinder / Krista Trinder / Paulo Fedozzi / Megan Hoffman)
REDACCIÓNBarcelona

No es un fenómeno nuevo para la comunidad científica. Entre 2015 y 2016, el proyecto Aurorasausurus de ciencia ciudadana, financiado por la NASA y la National Science Foundation, que rastrea los avistamientos de auroras boreales a través de informes o tweets enviados por los usuarios, había registrado varias imágenes de esta banda violeta. Antes de saber de qué se trataba, aunque después dieron significado al nombre, el equipo que trabajaba en el proyecto ya le puso una denominación: Steve.

El hallazgo de Notanee Bourassa, un técnico de Tecnologías de la Información en Regina (Canadá), ha conseguido explicar en qué consiste este misterio. Steve (Strong Thermal Emission Velocity Enhancement) es un tipo diferente de auroras boreales que aparecen en latitudes mucho más bajas y rara vez han sido documentadas, según ha explicado el grupo de Elizabeth A. MacDonald en la publicación Science Advances gracias al trabajo realizado por Bourassa y otros aficionados que han aportado material fotográfico.

La aurora Steve se distingue por la luz violeta.
La aurora Steve se distingue por la luz violeta. (Krista Trinder / Paulo Fedozzi / Megan Hoffman)

Durante el fenómeno, unas cámaras terrestres llamadas cámaras de cielo abierto, dirigidas por la Universidad de Calgary (Canadá) y la Universidad de California (Estados Unidos) también consiguieron capturar diferentes fotografías de estas auroras. Al mismo tiempo, el equipo de MacDonald también utilizó el satélite Swarm de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) para clasificar a Steve situado a unos 200 kilómetros de altura de la atmósfera a través de los magnómetros que contiene el satélite.

El magnómetro de Swarm reveló que las partículas cargadas en Steve tenían una temperatura de aproximadamente 6000 ºC, “muy caliente en comparación con la atmósfera cercana”, describe MacDonald. Estos iones circulaban a casi 6 kilómetros por segundo, propulsados por campos eléctricos y magnéticos en la atmósfera. “Este calentamiento y movimiento contribuye a la apariencia purpúrea de Steve”, continúa. Aunque el equpo todavía no ha determinado las longitudes de onda precisas, planean continuar con las mediciones.

Por lo general, las auroras presentan una forma ovalada en las últimas horas y aparecen, principalmente, en colores verdes, azules y rojos. Sin embargo, los informes elaborados sobre Steve han mostrado que este tipo de aurora es de color morado con una estructura lineal con un principio y un final que llega a durar desde los 20 minutos a 1 hora, antes de desaparecer.

La aurora Steve se distingue por la luz violeta.
La aurora Steve se distingue por la luz violeta. (Paulo Fedozzi / Krista Trinder / Paulo Fedozzi / Megan Hoffman)

Steve aparece de color morado y tiene una estructura lineal con principio y final

Las propiedades físicas de Steve son parecidas a un evento atmosférico llamado “deriva de iones subauroral”, un flujo rápido de partículas cargadas a través de la atmósfera de la Tierra, que nunca se ha observado visualmente. El hecho de que Steve aparezca en presencia de auroras que, generalmente, aparecen en un área de mayor latitud llamada zona auroral supondría que existe una conexión química o física entre la zona auroral de latitud más alta y y la zona subauroral de latitud más baja.

Según MacDonald, “ahora podemos conectar este fenómeno que solemos medir en muchas ocasiones con una característica rara” para concretar la posición de Steve en el cielo y determinar cómo funcionan los campos magnéticos de la Tierra y de qué manera interactúan con las partículas cargadas en el espacio. Además, gracias a este descubrimiento, conocen que se están produciendo procesos químicos hasta ahora descocidos.

Steve sigue el mismo proceso de creación que una aurora