Aullidos en la Puerta del Sol

Tres millares de manifestantes piden en Madrid prohibir la caza del lobo

Origen: Aullidos en la Puerta del Sol

Barcelona

Cerca de 3.000 personas participaron el domingo 18 de marzo en Madrid en una manifestación para reclamar a las administraciones medidas efectivas paraproteger el lobo. La marcha fue convocada por las organizaciones Lobo Marley, Equo, Ecologistas en Acción, WWF y la Alianza Europea para la Conservación del Lobo, que contaron con el apoyo de 200 entidades ecologistas y defensores de los derechos de los animalistas de España.

“Hemos convocado esta manifestación en defensa del lobo ibérico ante la inacción de las administraciones, que siguen empeñadas en hacer demagogia con la biodiversidad y en favorecer la caza de trofeos de lobos contra toda evidencia científica”, explica a este diario Oberhuber, portavoz de Ecologistas en Acción. La manifestación se inició en la Glorieta de Atocha y se desplazó por la calle Atocha y la calle Carretas hasta la Puerta del Sol.

Este domingo 18 de marzo todos unidos en la 3ª gran manifestación en defensa del Lobo ibérico en a partir de las 12h desde la Glorieta de Atocha ¡Te necesitamos!

La marcha fue sobre todo una protesta contra las medidas y la presión que sigue ejerciendo las administraciones contra el lobo ibérico. Diversas comunidades autónomas siguen permitiendo la caza de estos animales y dando permisos para efectuar controles para poder capturar ejemplares con el argumento de que ocasionan daños. Todas estas organizaciones (con el apoyo reciente de un informe del Parlamento europeo) sostienen que es posible reducir los ataques de los lobos con medidas preventivas. “Se ha demostrado que matar los lobos no reduce los ataques; no es una herramienta útil para evitar los ataques al ganado”, añade Theo Oberhuber.

Contra la legalización de la caza

Uno de los objetivos fundamentales es frenar la presión que ejerce la Junta de Castilla y León sobre la Comisión Europea para que se pueda legalizar la caza del lobo al sur del río Duero. Actualmente, la directiva comunitaria Hábitats permite que se concedan permisos para capturar el lobo al norte de este río, pero en cambio está prohibida la caza al sur del Duero. Los técnicos de la Comisión no han cedido hasta ahora a estas pretensiones, que cuentan con el apoyo del Ministerio de Agricultura.

También se reclamó que el Gobierno acate la proposición no de ley aprobada en el Congreso de los Diputados (mayo del 2017), en la que se acordó que el lobo sea declarado especie en peligro de extinción al sur del Duero, para reforzar su protección. Además, se solicitó que las poblaciones al norte de este río se incluyeran en el catálogo especies de protección especial. El texto fue aprobado con los votos de Unidos Podemos, PSOE y ERC.

El lobo no está salvado, pese a que está documentada cierta expansión. Los datos del último censo (del 2013) indican que en España puede haber 297 grupos reproductores, cuando en 1987 había 294. Según el consultor ambiental Jorge Echegaray, en Extremadura o Andalucía ya se da casi por extinguido. La protección del lobo choca, sin embargo, con los sectores ganaderos y los políticos del PP.