La violación y asesinato de una niña por un criminal reincidente sacude a Francia | Internacional | EL PAÍS

Origen: La violación y asesinato de una niña por un criminal reincidente sacude a Francia | Internacional | EL PAÍS

El asesino confeso, padre de familia, había cumplido una condena por violación a otra menor en 1994

La ciudad de Wambrechies se volcó este martes en la marcha blanca con la que los vecinos de esta pequeña comunidad de 10.000 habitantes en el norte de Francia quisieron manifestar su apoyo a la familia de Angélique Six. Es el nombre de la niña de 13 años que fue violada y asesinada la semana pasada por un vecino que ha reconocido los crímenes y que además tenía antecedentes por violación de otra menor hace dos décadas, hecho que ha aumentado la conmoción en todo el país ante este sórdido crimen, como lo describió la fiscalía de Lille que ha dirigido las investigaciones.

Marcha en recuerdo a Angélique, una niña francesa asesinada y violada por un criminal reincidente
Marcha en recuerdo a Angélique, una niña francesa asesinada y violada por un criminal reincidente PHILIPPE HUGUEN AFP

David Ramault, de 45 años y padre de dos niños, permanece desde la noche del lunes en prisión preventiva, imputado por “secuestro, violación y muerte”. Unos cargos a los que además se suma parcialmente el agravante de reincidencia. Porque Ramault ya había cumplido una condena por delitos similares. En 1996, fue condenado por “violación con arma contra una menor de 15 años”, así como por dos “agresiones sexuales contra mujeres de unos 40 años” y por “robo con violencia”. El hombre, que permanecía en detención provisional desde que fue detenido por estos hechos, en 1994, fue liberado en 2000. Desde entonces, Ramault respetaba las reglas que le imponían figurar en el fichero de delincuentes sexuales, aseguró el lunes el fiscal de Lille, Thierry Pocquet du Haut-Jussé.

El fichero judicial nacional automatizado de autores de infracciones sexuales o violentas (FIJAIS, por sus siglas en francés) fue creado en 2005 para evitar precisamente la reincidencia en este tipo de crímenes y “facilitar la identificación de sus autores”. En el crimen de Wambrechies, solo ha funcionado este segundo objetivo, ya que aunque no logró evitar la muerte de Angélique, la policía acudió al domicilio de su presunto asesino tras confirmar que figuraba en el registro especial, momento en el cual el sospechoso confesó de inmediato su crimen.

Los inscritos en este fichero, en total más de 78.000 personas, están obligados a justificar su dirección una vez al año y a comunicar cualquier cambio de domicilio en los 15 días inmediatamente después de la mudanza. Pero al contrario que en Estados Unidos, este registro no es público, por lo que como en el caso de Ramault, ningún vecino ni autoridad local sabía que este hombre, que había vivido en el mismo edificio que su víctima, había cumplido una condena de cárcel por violación de otra menor.

Una situación que ha provocado la frustración de la comunidad de Wambrechies. Para el primer teniente de alcalde de la localidad, Michel Sas, resulta “incomprensible tener un habitante que es un delincuente sexual y que nadie estuviera al tanto de ello”, dijo en declaraciones a medios locales. “No pido que se aplique una ley a la americana, donde se publica el nombre y la foto de los depredadores (sexuales). Pero hay un punto medio entre Francia, donde no se sabe nada, y Estados Unidos, donde se sabe todo”, agregó. Sas reconoció que, por la rapidez con que se produjeron los hechos —según la reconstrucción de la fiscalía, el acusado mató en solo 15 minutos a su víctima, a la que atrajo hasta su casa con el pretexto de querer darle una cosa para sus padres— conocer los antecedentes de Ramault no habría cambiado probablemente la fatal secuencia de los hechos. “Pero si la gente hubiera estado informada de que ese personaje era peligroso, ella no lo habría seguido jamás”, consideró.

Angélique desapareció en el miércoles pasado. Fue el testimonio de un niño, “que aseguró haber visto a la víctima partir voluntariamente con el sospechoso”, lo que permitió identificar a Ramault, explicó el fiscal de Lille. Y fue por su parte la consulta del fichero FIJAIS y la constatación de que el sospechoso figuraba en el registro por violador lo que permitió su detención el sábado. Rápidamente, reconoció los hechos y señaló dónde había dejado el cuerpo, que fue hallado en la madrugada del sábado al domingo “totalmente desvestido” y con señales de “un golpe en la cabeza y de rastros de sangre”. La familia del agresor —su hijo mayor tiene la misma edad que Angélique— se encontraba de vacaciones en el momento de los hechos. La esposa de Ramault está “totalmente destruida”, aseguró su abogado al diario Le Parisien. Según el rotativo, la mujer, que asegura no haber sospechado nunca nada de su marido, presentó este martes una denuncia por actos de vandalismo contra la vivienda familiar y por amenazas recibidas desde que se hizo público el nombre del presunto asesino.