El restaurante que pidió a un negro pagar por adelantado y tuvo que compensarle con 6.500 euros | Blog Mundo Global | EL PAÍS

Origen: El restaurante que pidió a un negro pagar por adelantado y tuvo que compensarle con 6.500 euros | Blog Mundo Global | EL PAÍS

El Tribunal de Derechos Humanos de Ontario decreta que los propietarios del Hong Shing deben pagar 6.500 euros a un cliente negro por exigirle pagar por adelantado

Restaurante Hong Shing, Toronto, Canadá.
Restaurante Hong Shing, Toronto, Canadá. GOOGLE MAPS

La noche del 3 de mayo de 2014, Emile Wickham decidió celebrar su 28 cumpleaños con tres amigos en el restaurante chino Hong Shing, un conocido establecimiento de la calle Dundas de Toronto. Tras tomar la comanda, el camarero pidió a los cuatro clientes el pago de la cena por adelantado. Dijo que era la política del restaurante. Así lo hicieron, pero a Wickham —según declaró en entrevista a la cadena CB24— le pareció un comportamiento extraño.

El hombre no quiso quedarse con la duda, por lo que preguntó a los demás clientes si ellos debieron sacar la billetera antes de consumir los alimentos. Le dijeron que no. Entonces él y sus tres amigos —–todos de raza negra— se marcharon del lugar. El pasado 18 de abril, el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario se pronunció al respecto: el restaurante deberá indemnizar a Emile Wickham con 10.000 dólares canadienses (unos 6.500 euros).

Poco tiempo después del incidente, el afectado contactó con el abogado Roger Love para presentar una demanda por discriminación racial. “Este caso demuestra que el restaurante no concedió al solicitante el beneficio de la duda y puso en entredicho su decencia como persona negra”, aparece en el documento que explica la decisión del tribunal. “En esencia, el cliente fue visto como un ladrón potencial”, destaca el texto. Asimismo, según consta en el documento del tribunal, el evento en el restaurante tuvo un profundo impacto en Wickham: “Esto cambió fundamentalmente la manera en que percibe a Toronto y el nivel de inclusión de la ciudad”.

Cabe señalar que los propietarios del Hong Shing no asistieron a una audiencia que tuvo lugar en octubre de 2017. Ya habían presentado su versión de forma escrita al tribunal, donde señalaron que el establecimiento atrae a una numerosa clientela y por momentos cuenta con poco personal, y que ya habían vivido situaciones donde algunos individuos comen y escapan antes de pagar la cuenta. Sin embargo, el restaurante publicó un comunicado en su cuenta de Instagram poco tiempo después del veredicto del tribunal, donde se indica que el establecimiento contaba con administradores distintos en la fecha del incidente. Colin Li, gerente del Hong Shing, expresó en el comunicado que apelarán la decisión.

Emile Wickham afirmó a CB24 que el dinero no era en este caso lo más importante, sino la forma en que le robaron un momento de diversión con sus amigos. “No puedo describir el camino de vuelta al automóvil para alejarme de ese restaurante que atentó contra nuestra dignidad”, agregó Wickham. Lo ocurrido en el Hong Shing no ha sido un caso aislado en Canadá. Medios y organismos de este país han sacado a la luz distintos incidentes contra musulmanes, negros, indígenas y asiáticos, entre otras minorías. Justin Trudeau, primer ministro canadiense, ha aceptado en varios momentos que el problema existe en Canadá. El pasado 21 de marzo declaró en el Parlamento: “Debemos reconocer que siempre hay personas que enfrentan discriminación en nuestra sociedad y debemos mejorar nuestras formas de hacer las cosas”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard