Permiso de paternidad: Si eres padre hoy en Holanda, solo tendrás dos días de baja | Planeta Futuro | EL PAÍS

Origen: Permiso de paternidad: Si eres padre hoy en Holanda, solo tendrás dos días de baja | Planeta Futuro | EL PAÍS

A la cola de la Unión Europea en permiso de paternidad, el Gobierno propone ampliarlo ahora a cinco días pagados y a cinco semanas más con el 70% del sueldo a partir de 2020

Los convenios colectivos de las empresas pueden decidir si se remuneran los cinco días, en lugar de solo los dos primeros.
Los convenios colectivos de las empresas pueden decidir si se remuneran los cinco días, en lugar de solo los dos primeros. GETTY IMAGES

“Lisa, la niña, nació en casa, pero como fue el lunes, de madrugada, el jueves tuve que regresar al trabajo. Por ley, el patrón solo cubre dos días. Puedes pedir otros tres, sin sueldo, aunque perder ese dinero es impensable. Mucho menos ahora, con la pequeña”. Padre primerizo a los 35 años, Martijn V., que prefiere no dar su apellido, está feliz y desencantado a la vez. Trabaja en una empresa holandesa de transportes y ha debido conformarse con el escaso permiso de paternidad de su país. Es una magra cifra que puede cambiar en 2019. El nuevo proyecto de ley del Gobierno propone ampliar la baja para padres a cinco días pagados por las empresas. En 2020, podrán pedir cinco semanas más con el 70% del sueldo a cuenta del equivalente a la Seguridad Social. “Da algo de tranquilidad, porque volver a trabajar tan pronto no es bueno. Ahora somos una familia y los niños son de los dos”, señala Maike, de 30 años, la esposa de Martijn, empleada en una tienda

La cigüeña pintada en el cristal de su ventana anuncia a amigos y vecinos que ha llegado el bebé. Fuera de Holanda puede sorprender el parto a domicilio, pero un 13% de las mujeres sigue dando a luz así, calcula la Oficina Central de Estadística. Hace una década, era una de cada cuatro. Es el único parto cubierto por completo por los seguros y el padre puede tomarse la baja de inmediato. Cuando el niño nace en un hospital, el plazo empieza a contar a partir de la vuelta a casa. En ambos casos, hay que disfrutar los dos días en las cuatro primeras semanas de vida del hijo. Algunas firmas, como el grupo ING, conceden ya a todos los padres un mes de permiso con sueldo. Buscan, dice, “empleados felices en lo familiar y productivos en el trabajo”.

En espera de los cambios, la normativa actual no solo deja a Holanda a la cola de la UE. Es paradójica, porque el país fue pionero en legislar sobre la baja de maternidad: lo hizo en 1913, aunque no entró en vigor hasta 1930 por ser demasiado moderna. Eran 12 semanas para las trabajadoras casadas, y lo mismo para las no casadas, aunque estas con cerca del 80% del sueldo, según el instituto de estudios demográficos Demos. Nadie pensó entonces en los padres y su necesidad de apego al hijo por cuestiones culturales y sociales, pero casi un siglo después, el político holandés Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, ha chocado con su propio país. Ha visto como el plan comunitario de ampliar la baja de paternidad a 10 días, con sueldo, era rechazado por el Gobierno de La Haya

Países Bajos fue pionero en legislar sobre la baja de maternidad: lo hizo en 1913, aunque no entró en vigor hasta 1930 por ser demasiado moderna

“Bruselas no puede regular estas políticas, o bien las pensiones. El plan holandés es mucho más ambicioso y entrará en vigor antes”, ha dicho Wouter Koolmees, ministro de Asuntos Sociales. “Con el hijo, la vida de los padres entra en hora punta. El nuevo permiso acortará la diferencia de días con el de maternidad, y mejorará la división de las tareas en el hogar. El padre estará más involucrado, y la presencia de ambos progenitores favorecerá el desarrollo del niño. Si el varón trabajador está en casa, se refuerza la posición de la mujer en el mercado de trabajo”, añade.

“En un país moderno, innovador y que experimenta en la industria y en la sociedad, los cinco días actuales, tres de ellos sin remunerar, resulta incomprensible. Es como si no contáramos por el hecho de ser varones”, dice Felix, treintañero, empleado en una imprenta y aún sin hijos. Habla sin problemas, pero evita también dar su apellido. “Las madres tienen 16 semanas de baja y es posible que antes el padre figurara menos. Pero ahora no es de recibo que no puedan estar más en casa. Se les anima a ir a las clases de preparación al parto, a que se involucren, y luego ya solo pueden trabajar”, interviene su pareja, Annemarie, de 28 años. Ella es enfermera y quieren tener niños, pero esperarán. Aunque el proyecto de ley de Koolmees debe pasar aún por el Parlamento y el Consejo de Estado, es bienvenido por un 60% de los padres (varones) holandeses. Así lo afirma el Centro Rutgers de estudios sobre la sexualidad, que califica la ampliación de “primer paso hacia la igualdad en el cuidado de los hijos y la emancipación de la mujer, que repercutirá en el desarrollo de los niños y la felicidad del progenitor”.

ES COMO SI NO CONTÁRAMOS POR EL HECHO DE SER VARONES

La nueva baja paterna puede contribuir a su vez a equilibrar otro aspecto del mercado laboral. El casi pleno empleo (hay un 4,3% de paro en un país de 17 millones de habitantes) inclina a las holandesas a trabajar a tiempo parcial. Lo hacen tres cuartas partes, cuando en el resto de Europa no suman más del 30%, señalan las estadísticas oficiales. La creencia de que las madres no deben cumplir la jornada completa —añadida a cierta presión social sobre la maternidad— ha ido relegando los cambios en el permiso de las parejas. Por otra parte, con un salario mínimo de unos 1.500 euros, y las madres a menudo en casa durante la primera infancia, el patrón de las familias primerizas señalado por las estadísticas suele incluir 1,5 sueldos, en lugar de dos, y tres días de guardería. Aunque el pago de estas últimas se reparte entre la familia, el Estado y las empresas, “la presencia temprana del padre puede mejorar”, según el Consejo Social y Económico (SER, en sus siglas en neerlandés).

SER es un organismo asesor del Gobierno y ha propuesto que el Estado “cubra por completo las seis semanas de permiso paterno que ofrece a partir de 2020”. “Abonar solo un 70% del sueldo supone un pérdida del 30% para familias con pocos ingresos, que no usarán la baja”, señalan sus portavoces. Los sindicatos están de acuerdo. A la patronal le parece bien “siempre que pague el Estado, porque las empresas costean al padre y a su sustituto, y a pesar de los subsidios, siempre hay muchos gastos”, han indicado ya al Gobierno.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.