Una web de genealogía delata a un violador en serie de EE UU 12 años después | Internacional | EL PAÍS

Origen: Una web de genealogía delata a un violador en serie de EE UU 12 años después | Internacional | EL PAÍS

El criminal vivía a cinco kilómetros de la calle donde abusó de seis mujeres en dos años en Carolina del Norte. La policía lo capturó utilizando el mismo método que para al veterano asesino de California

Lo llamaban el “violador de la calle Ramsey”. Fueron seis las mujeres a las que violó en dicha avenida de Fayetteville, Carolina del Norte, entre 2006 y 2008. Desde entonces, los investigadores no recaudaron pistas sólidas y aunque tenían el ADN del criminal, dieron palos de ciego. Esta semana, diez años después del pavor callejero, la policía capturó al responsable: Darold Wayne Bowden. Al igual que en el sonado caso del asesino y violador múltiple de Californiauna web de genealogía logró resolver un caso.

Hace 12 años una mujer entró a la comisaría de Fayetteville para denunciar que la habían violado en un complejo de apartamentos cerca de la calle Ramsey. Describió al sujeto como un hombre blanco, de pelo corto, estatura media, contextura delgada y acento sureño. Varios meses después, otra mujer que corría a pocos kilómetros de la misma calle, fue atacada sexualmente. Las descripciones del responsable coincidían con las de la otra víctima. En 2007, tres mujeres más atravesaron el umbral de la comisaría para acusar abusos sexuales en esa avenida. Uno de los casos había ocurrido en el complejo de apartamentos del primer incidente. La última víctima denunció en enero de 2008. Desde entonces no se supo más del “Violador de la calle Ramsey”. Hasta ahora.

“Me arruinó muchas cosas”, dijo una de las víctimas al Departamento de Policía de Fayetteville en diciembre de 2016. “Sé que estropeó la vida de mucha gente… Quiero ver cómo tiene lo que se merece”. Ese mismo año, una muestra del ADN del sospechoso fue enviada a Parabon NanoLabs, una compañía de genealogía que ha estado involucrada en varios casos criminales recientes. A raíz del material genético, se crearon cuatro imágenes en 3D para representar cómo se vería el sospechoso en la actualidad. La policía pensó que los prototipos les ayudarían a identificar al hombre, pero no fue así.

Tras el intento frustrado, los investigadores probaron el uso de la genealogía genética, nuevamente utilizando los servicios de Parabon NanoLabs. El laboratorio comparó la muestra de ADN del sospechoso con el de millones de personas que han subido su propio material genético a la web abierta GEDmatch.com. Los usuarios que utilizan este tipo de páginas buscan conocer a sus antepasados o identificar alguna posible enfermedad hereditaria. No encontrar al criminal que se esconde en el árbol genealógico. “Hicieron su magia con eso”, dijo el miércoles el teniente John Somerindyke, visiblemente ilusionado. “Pudimos obtener su ADN, llevarlo al laboratorio criminal estatal, y obtuvimos un resultado: Tenemos al hombre”.

Darold Wayne Bowden, de 43 años, seguía viviendo a cinco kilómetros de la calle donde abusó sexualmente a seis mujeres, al norte de Fayetteville. Se enfrenta a decenas de cargos penales en relación con seis investigaciones de violación, que incluyen múltiples cargos de violación en primer grado por la fuerza, robo en primer grado y felonía. Somerindyke lo describió como un “delincuente de carrera”. Sin embargo, a pesar de sus numerosas detenciones, Bowden nunca tuvo que presentar ADN porque sus capturas ocurrieron antes de que las leyes ordenaran la recolección de ADN. Por eso ninguna de las muestras de las violaciones presentó una coincidencia con algún expresidiario.

CeCe Moore, la principal genealogista genética de Parabon, dijo a The New York Time que la compañía había “asistido con éxito a la solicitud de la Justicia en ocho casos, lo que ha resultado en ocho arrestos”. Agregó que en el del Violador de la calle Ramsey, subieron el ADN del desconocido y lo compararon con la información genética de aproximadamente un millón de otros participantes que voluntariamente la cargaron a este sitio. Sobre la base de esas comparaciones, Parabon recibió una lista de coincidencias y personas que compartían segmentos del ADN idénticos con el sujeto.

Los casos de detención a través de este mecanismo eran escasos y anecdóticos, hasta que el FBI logró atrapar en abril a Golden State Killer. El Violador de la Zona Este, responsable de 45 violaciones y 12 asesinatos entre 1976 y 1986, llevaba cuatro décadas esquivando a todas las agencias de seguridad. Los investigadores conservaban el ADN del desconocido desde los 70 y decidieron subirlo sin nombre GEDmatch.com. Las ramas genéticas se extendieron hasta formar el árbol genealógico de uno de los mayores asesinos y violadores en serie de la historia de Estados Unidos. Su captura marcó un precedente en el uso de las páginas web de genealogía.

EL DEBATE DE LAS WEB DE GENEALOGÍA

No existe una postura común respecto al uso de las páginas web con material genético para capturar criminales. Mientras unos celebran los avances tecnológicos para hacer justicia y darles algo de tranquilidad a los familiares de las víctimas, otros creen que el mecanismo puede ser una amenaza a la privacidad de los clientes. Los especialistas en el análisis forense del ADN plantean dudas respecto a si “el fin justifica los medios”. Por ejemplo, un usuario corriente, al ingresar a este tipo de web, debe marcar una casilla para certificar que el ADN es suyo, o tiene potestad legal sobre la persona a la que pertenece, posee autorización para cargar la muestra. En el caso del Violador de la Zona Este el uso de su material genético no respondía a ninguna de las tres alternativas. Subieron la muestra con un nombre ficticio. El hecho de usar una identidad falsa, explican los expertos, puede plantear dudas sobre la legalidad de la evidencia.