Origen: La misma violencia, por Emma Riverola

DOS MIRADAS

La policía junto al cadáver de la mujer víctima de un asesinato machista en Sant Joan les Fonts.
Emma Riverola

La misma violencia

Emma Riverola

Cuando cada semana asesinan a una mujer, la violencia no tiene nombres y apellidos, es social, estructural

Otra más. Ella asesinada a tiros. Su hija atropellada. Y el homicida con una orden de alejamiento que violó. Es insoportable. Hoy, miles de mujeres suman más miedo a su miedo. Hoy, todas, TODAS, somos un poco más débiles. Porque si no nos matan a nosotras, matarán a una amiga, a una hermana, a una vecina… Esto no va de violencia individual. ¿Podemos comprenderlo al fin? Cuando cada semana asesinan a una mujer, la violencia no tiene nombres y apellidos, es social, estructural y es la suma de muchas violencias que, al fin, son solo una: el machismo de una sociedad patriarcal.

Que las mujeres estén pagando una factura más alta por la crisis, que seamos discriminadas laboralmente, que suframos humillaciones, abuso, acoso y agresiones en la esfera pública y privada y que, incluso, seamos relegadas en el lenguaje no son casos aislados, no son rotos que tengamos que zurcir aquí y allá. Es un entramado de intereses que solo persigue nuestra sumisión y debilidad. Hay culpables directos. Y hay cómplices que ni siquiera saben que lo son.

Ya basta. Todas las violencias son la misma. Desde los asesinatos machistas a la explotación de las mujeres migrantes o los vientres de alquiler. Agresiones constantes que solo buscan invisibilizarnos y someter nuestros cuerpos. Es imprescindible tejer alianzas de mujeres. Todas debemos sentirnos seguras. Y los hombres deben tomar conciencia de que se está librando una batalla.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.