Noelia Morales: “Tengo que perder mucho más que un pecho para dejar de ser mujer”

Origen: Noelia Morales: “Tengo que perder mucho más que un pecho para dejar de ser mujer”

La creadora de los parches para mastectomía ‘Anna Bonny’ denuncia la falta de lencería de este tipo en el mercado actual


Noelia Morales: “Tengo que perder mucho más que un pecho para dejar de ser mujer”
Parches para mastectomía de la marca Anna Bonny. (Anna Bonny)
 
BARCELONA

“Cuando sufres una mastectomía, se da por supuesto que te vas a hacer una reconstrucción”, asegura Noelia Morales, fundadora de la firma Anna Bonny, la única en España que diseña parches para aquellas mujeres que deciden vivir con un solo pecho. “Creo que son muy valientes las que deciden reconstruirse el pecho, pero yo no me atrevería. Se ve como una fantasía, pero en realidad es un proceso más duro que el puramente estético”, argumenta Morales.

.

Noelia Morales, creadora de 'Anna Bonny'.

Noelia Morales, creadora de ‘Anna Bonny’. (Claire O’Keefe para Cortana)

 

”En un momento de lucha por la igualdad de salarios, seguimos pensando que si pierdes un pecho, pierdes la feminidad”, reivindica la creadora de Anna Bonny. ”Al salir de la mastectomía me aseguraron que me iba a sentir menos mujer, pero yo creo que tendría que perder mucho más que un pecho para dejar de ser mujer”, declara.

Tres años atrás, la creadora de los parches postmastectomía sufrió un cáncer de mama que la llevó a la pérdida del pecho derecho. Al tomar el camino que, para ella, “era el más fácil” y decidir no someterse a una reconstrucción descubrió que “no había nada en el mercado para mujeres que querían vivir con un solo pecho”. Todo lo que encontraba a la venta eran productos de ortopedia como prótesis o sujetadores que emulan la presencia de dos pechos.

En la búsqueda de lencería con la que sentirse cómoda, Morales recurrió a la imagen del parche: “subraya la ausencia del pecho, no pretende ocultar la cicatriz, porque no es eso lo que molesta, lo que perturba es la ausencia de pecho”. Es por eso que el parche está pensado “para cuando estás desnuda, para adornar el cuerpo, igual que la lencería erótica”, cuenta su inventora.

Cuatro de los modelos de parche de Anna Bonny.

Cuatro de los modelos de parche de Anna Bonny. (Anna Bonny)
 

“No tendríamos por qué someternos a más cirugías después de la mastectomía por miedo al juicio social”, denuncia Morales. A pesar de haber sentido miedo al rechazo en un primer momento, la emprendedora afirma haber recibido tan solo halagos por “la fortaleza y valentía” que transmite.

A fin de normalizar el cuerpo de la mujer en todas sus formas – con dos, uno o ningún pecho – Morales decidió asociarse con todo un equipo de diseñadores para crear lo que ella llama “la alta costura de la lencería para mastectomía”. Sus creaciones están hechas a partir de materiales de primera calida: sedas, cashmere e incluso cristales Swarovski.

 

La marca toma el nombre de Anna Bonny en referencia a una legendaria pirata irlandesa. La corsaria, conocida como Boon, fue una de las dos únicas mujeres declaradas culpables de piratería durante el siglo XVIII, era dorada del bandolerismo marítimo. Según cuenta Morales, la pirata es recordada por su belleza, de la cual se aprovechaba para cometer sus golpes y asaltos.

La pirata Anna Bonny.
La pirata Anna Bonny. (Crime Museum)
 

El nicho de la lencería para el cáncer de mama

Otro proyecto que nace de la necesidad de encontrar prendas adaptadas a un nuevo cuerpo es Xubra, creado en 2014 por Paula Leal y sus dos socias, Sara Leal y Cris Lopes. Esta página web trata de ser un lugar dónde “encontrar prácticamente todo lo que se fabrica a nivel mundial diseñado para mujeres que han sufrido un cáncer de mama y que conviven con una mastectomía”, afirma Leal.

Su filosofía es que este sector de la población femenina “no tenga que renunciar a nada”, sobre todo a la comodidad. “La idea de base es que no solo tienen que sentarte bien, si no también darte seguridad y confianza para enfrentarte al día a día”, añade.

Leal coincide en que “después del cáncer, si además has tenido que pasar por una mastectomía, el rango de modelos en lencería o baño que tienes para elegir es muy limitado“, por lo que Xubra le da especial atención al diseño de las prendas como parte esencial para devolver la autoestima a estas mujeres.

La fundadora de Xubra recuerda que “los cuerpos que aparecen en publicidad siguen unos estándares de belleza muy concretos y muy difíciles de encontrar en la realidad”. Además apunta que la realidad que más cuesta ver es la de “las cicatrices, que afectan tanto a las mujeres que eligen reconstruirse como las que no”.

Deja un comentario