Trump gana tiempo mientras crece la presión por el caso Khashoggi

Origen: Trump gana tiempo mientras crece la presión por el caso Khashoggi

El presidente de EEUU admite por primera vez la posible muerte del reportero saudí pero se resiste a culpar al príncipe Bin Salmán

La Administración frustra al Congreso con retrasos de información y no frena una campaña ultra para desacreditar al desaparecido

Idoya Noain

Activistascaracterizados como Trump y Bin Salmán protestan ante el Departamento de Estado de EEUU reclamando sanciones contra Arabia Saudí por la muerte de Khashoggi. 

Activistascaracterizados como Trump y Bin Salmán protestan ante el Departamento de Estado de EEUU reclamando sanciones contra Arabia Saudí por la muerte de Khashoggi.  / KEVIN LAMARQUE (REUTERS)

El caso de Jamal Khashoggi ha sumido al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una de sus mayores crisis diplomáticas. La desaparición y posible ejecución bárbarica del reportero disidente saudí en el consulado de Riad en Estambul el 2 de octubre ha puesto al mandatario estadounidense contra las cuerdas en la relación con Arabia Saudí, un aliado clave tanto en el terreno económico como para la política de contención a Irán, que ha hecho eje de su estrategia en Oriente Próximo. Y aunque Trump da muestras de ceder a la incesante presión creciente de las pruebas, sigue maniobrando para evitar el enfrentamiento directo que inevitablemente se producirá si responsabiliza directamente de lo sucedido al poderoso príncipe Mohamed bin Salmán.

El jueves, en declaraciones a la prensa, Trump reconoció finalmente que basándose en “información de inteligencia de todos lados” comparte la extendida convicción de que Khashoggi “está muerto”, admitiendo que “ciertamente lo parece“. Volvió a repetir que si se demuestra la responsabilidad de la corona la respuesta de Washington deberá ser un “castigo muy severo”. Pero poco antes, en una entrevista con The New York Times, había dicho también que era “un poco pronto” para sacar conclusiones sobre quién ordenó el asesinato, si bien la investigación turca apunta a la corona.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.