La danza convierte el Macba en un escenario | Cataluña | EL PAÍS

Origen: La danza convierte el Macba en un escenario | Cataluña | EL PAÍS

20 bailarines actúan en las salas del museo ante un público entusiasta

Una de las actuaciones de danza ayer en el Macba.
Una de las actuaciones de danza ayer en el Macba. MASSIMILIANO MINOCRI

Una luz azul brotaba de las vidrieras del vestíbulo del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) mientras danzaba con elegancia sobrenatural en el gran espacio geométrico de purísimo blanco Raphaëlle Delaunay. Un público absorto en la belleza del momento la admiraba a su alrededor y desde la rampa y las balconadas. Con la danza de Delaunay y otros 19 bailarines el museo y sus colecciones devinieron ayer un grandioso escenario y una experiencia sensacional. El Macba se llenó de un público con muchos aficionados a la danza y la iniciativa, de Boris Charmatz de la mano del Mercat de les Flors, entusiasmó a todos. Un poco menos a los vigilantes de sala, que tuvieron que lidiar con la dificultad de velar por la seguridad de las obras en el nuevo contexto. Y es que no es fácil organizar actuacioines tan físicas y con un público pendiente de encontrar la mejor ubicación en salas llenas de obras de arte.

El coreógrafo y bailarín Charmatz ya ha llevado la iniciativa al MoMA, la Tate Modern y el Reina Sofía. En el Macba su proyecto 20 bailarines para el siglo XX ha encontrado un marco espléndido. Los bailarines, de diferentes estilos, ocuparon individualmente salas y espacios del museo, explicaron las coreografías que interpretaban, dialogaron con el público y bailaron toda la lluviosa tarde. Jacquelyn Elder una pieza de Martha Graham ante una obra de Ignasi Aballí cuyo título podía dar título a la jornada: Sense límits. Olga Dukhovnaya reprodujo en la sala dedicada al cine y la Guerra Civil la coreografía de Chaplin en Tiempos modernos después de.explicar pormenorizadamente la importancia e interés de la misma. Delaunay, que ha bailado con Pina Bausch, recorrió el hall con la marcha y los gestos tan carcaterísticos de la desaparecida coreógrafa alemana. “El suelo es muy duro”, señaló tras su propia actuación,muy entregada y  también muy didáctica, el bailarín Javier Vaquero Ollero, un veterano de los museos que ha bailado asimismo en la Tàpies.

Hoy, domingo, de 11 a 15 h., se repite la experiencia. Ayer era gratis, hoy basta con pagar la entrada corriente del museo..

La bailarina Raphaélle Delaunay, en el Macba, ayer sábado.
La bailarina Raphaélle Delaunay, en el Macba, ayer sábado.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.