Te explicamos de una vez por todas qué es la cosmética vegana | Mujerhoy.com

Origen: Te explicamos de una vez por todas qué es la cosmética vegana | Mujerhoy.com

Aunque no te lo creas, no tiene por qué referirse a productos ecológicos u orgánicos. Deshacemos los mitos sobre la cosmética vegana.

Haz click en la imagen para descubrir las mejores tiendas de cosmética vegana en España.

Ver galería

Haz click en la imagen para descubrir las mejores tiendas de cosmética vegana en España.GETTY

Si eres de las que abraza todas las modas del tipo que sean –desde la comida sin gluten, hasta el HIIT, pasando por el parkcour o las riñoneras–, tal vez estés a punto de sumarte a la corriente de cosmética vegana. Pues si es el caso, mejor que sepas de lo que estamos hablando, porque cosmética vegana no es sinónimo de ecológica, bio u orgánica.

Los productos veganos son aquellos que no tienen en su composición ningún ingrediente ni derivados de origen animal. Dicho esto, lo más normal es que un cosmético vegano sea natural y esté elaborado a partir de sustancias como plantas o minerales, pero también podría estar fabricado con sustancias sintéticas y seguiría siendo vegano si cumple el requisito de no llevar ningún ingrediente animal en su formulación.

1. Contorno de ojos de Kóoch Green Cosmetics (36 €). 2. Crema Luminosa Vitamina C, de Wherteimar (74,05 €). 3. Serum acondicionador de cejas y pestañas, de Nouveau Lashes (35 €). 4. Esmalte de uñas de Evo2 (12 €).
1. Contorno de ojos de Kóoch Green Cosmetics (36 €). 2. Crema Luminosa Vitamina C, de Wherteimar (74,05 €). 3. Serum acondicionador de cejas y pestañas, de Nouveau Lashes (35 €). 4. Esmalte de uñas de Evo2 (12 €).

Vamos, que solo tienes que mirar la etiqueta, aunque a veces no es tan fácil saber identificar qué es qué. Vale, si en ella pone que lleva miel o leche, lo tienes claro, ¿pero sabes de dónde viene la queratina que aparece en el listado de muchos productos, por poner un ejemplo? Pues, normalmente, de la piel, las pezuñas o los cuernos de los animales. En serio.

Por esa razón, la OCU ha elaborado una lista de ingredientes de origen animal que te ayudará a interpretar la composición de los cosméticos. Para que no te pasen desapercibidos los que han pertenecido antes a un ser vivo con patas, alas o aletas, y si quieres ser consecuente con tu recién adoptada filosofía vegana, identifica algunos sospechosos habituales en el cartón de la crema hidratante, el body lotion o el champú y asegúrate de dónde vienen: ceras (procedentes de las abejas), carmine o cochineal extract (es un pigmento que se obtiene al machacar la cochinilla); lanolina y colesterol (se extraen de la lana de las ovejas), condroitin sulfato (proviene de cartílagos de mamíferos o de peces de la familia de los tiburones), proteína de seda (la fabrican los gusanos), etc. Hasta el ácido hialurónico puede ser de origen animal (también hay una versión sintética), así que tenlo en cuenta.

1. Super Brow, de Kat Von D (18,55 €). 2. Mascarilla de Leche de Almendras con Avena, de The Body Shop (20 €). 3. Crema Facial Nutritiva de Jojoba y Sésamo, de Amapola Bio (22 €).
1. Super Brow, de Kat Von D (18,55 €). 2. Mascarilla de Leche de Almendras con Avena, de The Body Shop (20 €). 3. Crema Facial Nutritiva de Jojoba y Sésamo, de Amapola Bio (22 €).

Y, por cierto, como dice Kat Von D, la creadora de la marca de cosmética homónima y 100% vegana, “los cosméticos veganos no tienen que ser necesariamente marrones y verdes. Yo adoro los productos de lujo, el estilo y los packagings artísticos”.

No te pierdas…

-Maquillaje vegano: 20 cosméticos cruelty free

-Por qué es importante que Dove no teste sus cosméticos en animales nunca más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.