Localizada en Borneo la pintura figurativa más antigua de la humanidad

Origen: Localizada en Borneo la pintura figurativa más antigua de la humanidad

El hallazgo pone fecha a un hito en la evolución de la cognición humana: el origen del arte figurativo


Localizada en Borneo la pintura figurativa más antigua de la humanidad
La pintura rupestres figurativa más antigua del mundo, de más de 40.000 años, muestra un gran herbívoro coloreado con tintes rojizos Autor: Luc-Henri Fage (.)
BARCELONA

Una pintura rupestre de un gran herbívoro descubierta en una cueva de Borneo tiene unos 40.000 años de antigüedad, lo que la convierte en la obra de arte figurativo más antigua de la humanidad.

La datación, presentada hoy online en la revista Nature , pone fecha a un hito en la evolución de la cognición humana: el momento en que se pasó a representar el mundo exterior en las paredes de las cuevas.

“El origen del arte figurativo supone un salto cognitivo. Implica la síntesis del motivo original en tu cerebro y la producción posterior de la forma en la pared de la cueva”, explica Marcos García Díez, especialista en arte rupestre en la Universidad Isabel I en Burgos, que no ha participado en la investigación. Es “cualitativamente distinto” de las pinturas más antiguas encontradas en Europa y en África, que consisten en trazos geométricos o improntas de manos y que no representan el entorno natural ni las vivencias de los humanos prehistóricos.

 

 

El arte figurativo apareció en la misma época en los extremos oriental y occidental de Eurasia

El descubrimiento de que este salto cualitativo apareció con poco tiempo de diferencia en los dos extremos de Eurasia -en Borneo y en la zona del mar Cantábrico- sugiere que se desarrolló de manera independiente en ambos lugares. Lo cual indica que la capacidad para el simbolismo visual es inherente al cerebro humano como lo es la capacidad para el lenguaje verbal, que permite que niños de cualquier origen aprendan a hablar.

La investigación se ha basado en datar pinturas rupestres en seis cuevas de una zona montañosa de Borneo Oriental. Aunque estas pinturas se conocen desde los años 90, se encuentran en una región selvática de acceso difícil y no se habían datado con precisión hasta ahora.

Pintura rupestre con figuras humanas datada en más de 13.600 años en una cueva de Borneo Oriental Credito: Pindi Setiawan / Instituto de Tecnología de Bandung

Pintura rupestre con figuras humanas datada en más de 13.600 años en una cueva de Borneo Oriental Credito: Pindi Setiawan / Instituto de Tecnología de Bandung (Pindi Setiawan / Instituto de Tecnología de Bandung)

Los resultados muestran que las cuevas contienen pinturas de distintas épocas. Las más antiguas representan grandes animales coloreados con pigmentos naranjas y rojizos, así como manos también rojizas pintadas con la técnica del estarcido –que se basa en poner una mano sobre una pared, coger el pigmento en la boca y soplar, de modo que en la pared quede la silueta de la mano-.

 

 

Algunos animales representan bantengs –un bóvido del sureste asiático- y otros, especies no identificadas. Destaca especialmente un gran ungulado que parece tener clavada el asta de una lanza. Con una datación de 40.000 años, es la representación de un animal más antigua hasta la fecha. En la región del Cantábrico, donde no todas las pinturas han sido datadas y algunas podrían ser anteriores, los registros más antiguos hasta ahora para figuras de animales se sitúan en torno a los 30.000 años.

El arte rupestre aparece como elemento de identidad de grupos sociales, sostienen los investigadores

Algunos animales representan bantengs –un bóvido del sureste asiático- y otros, especies no identificadas. Destaca especialmente un gran ungulado que parece tener clavada el asta de una lanza y que tiene una datación mínima de 40.000 años, por lo que es la representación de un animal más antigua hasta la fecha. En la región del Cantábrico, donde no todas las pinturas han sido datadas y algunas podrían ser anteriores, los registros más antiguos hasta ahora para figuras de animales se sitúan en torno a los 30.000 años.

Posteriormente, hace alrededor de 20.000 años, aparece en las cuevas de Borneo un nuevo estilo pictórico que utiliza pigmentos más oscuros, de tonos morados. Este nuevo estilo contiene las primeras figuras humanas, además de representaciones de otros animales y estarcidos de manos. Curiosamente, muchas de las manos están unidas por líneas, como si formaran parte de un mismo colectivo.

 

 

La región montañosa de Borneo Oriental donde se han descubierto las pinturas rupestres de animales más antiguas del mundo

La región montañosa de Borneo Oriental donde se han descubierto las pinturas rupestres de animales más antiguas del mundo (Pendi Setiawan)

Los autores de la investigación, dirigida desde la Universidad Griffith de Queensland (Australia), interpretan las primeras pinturas rupestres figurativas como “registros visuales de nuevos sistemas de organización social e identidad cultural, de afiliación grupal y de demarcación territorial”, según escriben en Nature. “Nosotros también utilizamos símbolos visuales para identificar nuestros grupos, por ejemplo, con banderas y con escudos”, observa Marcos García Díez.

Si esta interpretación es correcta, fue el crecimiento demográfico de los Homo sapiens lo que llevó a los antiguos pobladores de Borneo y de Cantabria a convertirse en pintores rupestres, ya que aumentó la complejidad de sus sociedades y les animó a identificarse con símbolos.

Aun así, “la capacidad para la abstracción y el pensamiento simbólico no es exclusiva de los Homo sapiens, también la tenían los neandertales”, recuerda Robert Sala, director del Institut de Paleoecologia Humana i Evolució Social (Iphes), con sede en Tarragona. “No podemos descartar que en el futuro aparezca arte figurativo aún más antiguo y que sea obra de neandertales”.

 

 

“No podemos descartar que en el futuro aparezca arte figurativo aún más antiguo y que sea obra de neandertales”, declara Robert Sala, director del instituto Iphes

 

Deja un comentario