El PSOE plantea mantener en la reforma de la ‘ley mordaza’ las devoluciones en caliente | España | EL PAÍS

Origen: El PSOE plantea mantener en la reforma de la ‘ley mordaza’ las devoluciones en caliente | España | EL PAÍS

Los socialistas alegan que esta “modificación requiere una reflexión” que afecta a la ley de extranjería

Varios migrantes forman fila tras desembarcar en Málaga, este martes.
Varios migrantes forman fila tras desembarcar en Málaga, este martes. JON NAZCA REUTERS

El Grupo Socialista ha presentado este martes en la comisión del Congreso que estudia la reforma de la ley mordaza una enmienda para mantener por ahora las devoluciones en caliente de migrantes que el PP legalizó con la polémica norma. El PSOE alega que esta “modificación requiere una reflexión” que, además, no debe plantearse en la reforma de esta ley, sino en una próxima del régimen de extranjería. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sido el defensor de esta postura que contradice lo que Pedro Sánchez mantuvo en la oposición.

El PSOE ha presentado un total de 25 enmiendas al texto del PNV que va a servir de base para debatir en el Congreso la reforma de la ley mordaza. En una de ellas, pide suprimir precisamente la propuesta de los nacionalistas vascos de modificar el apartado segundo de la disposición adicional con la que el PP legalizó las devoluciones en caliente. Los nacionalistas vascos planteaban en ella incluir la necesidad de que en los rechazos en frontera se respete “la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional”, lo que supondría de facto el fin de la polémica figura.

En su enmienda, el PSOE alega que la eliminación de estas devoluciones afecta a otra ley, la de extranjería, cuya revisión anuncia para un futuro próximo. El texto de los socialistas insiste en que la legalización de estas entregas exprés sin garantías nunca debió incluirse en la ley mordazay propone al resto de partidos a hacer “una reflexión” sobre un artículo que, reconoce, fue de los “más polémicos”. La enmienda añade una nota pie de página en la que plantea al resto de partidos la conveniencia de “revisar especialmente” los argumentos que plantea el partido del Gobierno.

La postura de mantener por ahora las devoluciones en calientes es la que ha defendido el ministro Grande-Marlaska desde que tomó posesión del cargo, el pasado verano, y que provocó en octubre discrepancias con su grupo en el Congreso, según confirmaron entonces fuentes parlamentarias socialistas. Ahora, sin embargo, desde el PSOE se asegura que “no hay cambio” de posición. “Vamos a ser prudentes y a esperar a la resolución de Estrasburgo”, aseguran, en referencia al próximo pronunciamiento de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre el recurso presentado por el Gobierno contra la condena por la expulsión irregular de dos inmigrantes en Melilla en 2014. Desde Interior se defiende la misma postura: “La resolución de Estrasburgo establecerá el marco jurídico en el que se enmarcará la reforma”.

Críticas de otros partidos

Los partidos que defienden eliminar las devoluciones en caliente insisten en que las enmiendas presentadas este martes por el PSOE sí reflejan un cambio de posición. Recuerdan que cuando la ley se aprobó, en 2015, los socialistas se mostraron muy críticos con ella, entre otros motivos, por legalizar estas expulsiones. Entonces se sumaron al resto de formaciones en un recurso ante el Tribunal Constitucional para derogar este y otros apartados de la norma. Pedro Sánchez mantuvo la misma postura durante el discurso de la moción de censura que le llevó a la Presidencia.

Sin embargo, en agosto, el Ejecutivo decidido por sorpresa seguir adelante con el recurso que el Ejecutivo de Mariano Rajoy había presentado ante el TEDH contra la decisión de ese tribunal de condenar a España por la devolución en caliente de los dos inmigrantes, en 2014. Solo un mes antes había amagado con retirar este recurso. Tras el cambio de postura, Interior insistió en que la figura no se tocaría hasta que hubiera una sentencia por este caso.

Durante la negociación del pacto presupuestario con Unidos Podemos, en octubre, el Gobierno mantuvo esta misma línea. Los intentos de la coalición liderada por Pablo Iglesias de incluir, al menos, una mención a la doctrina del Tribunal de Estrasburgo en el documento final del acuerdo fueron rechazados dos veces por el PSOE.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.