Golpizas en las duchas, intentos de suicidios y celdas de castigo. Así trata la Migra a los inmigrantes | El Diario NY

Origen: Golpizas en las duchas, intentos de suicidios y celdas de castigo. Así trata la Migra a los inmigrantes | El Diario NY

Los abusos contra inmigrantes detenidos son sistemáticos
Golpizas en las duchas, intentos de suicidios y celdas de castigo. Así trata la Migra a los inmigrantes
Algunos prisioneros pasan hasta 22 horas al día en sus celdas
FOTO: ROBYN BECK / GETTY IMAGES

El Departamento de Justicia de California ha publicado este martes un informe sobre las condiciones en las que los inmigrantes indocumentados son detenidos y encarcelados en una decena de centros ubicados en este estado.

Entre las denuncias presentadas destaca que algunos prisioneros pasan hasta 22 horas al día en sus celdas; las barreras lingüísticas ponen en riesgo la confidencialidad de sus datos médicos y legales; los obstáculos para acceder a atención médica aumentan el riesgo de incidentes graves; y la comunicación con familiares y el acceso a abogados son limitados.

Más de 74,000 inmigrantes han pasado por estos centros en los últimos tres años, provenientes de 150 países (un tercio de ellos, mexicanos) y con edades de entre 13 y 95 años; la media de encarcelamiento son 51 días, pero algunos han estado hasta cuatro años encerrados en la misma prisión, según este informe.

Algunos son detenidos porque suponen un riesgo para la seguridad; pero muchos lo son simplemente porque, por ejemplo, no pueden pagar la fianza impuesta por la justicia.

En el centro de detención juvenil del condado de Yolo había en el momento de la inspección estatal 19 inmigrantes, casi todos centroamericanos, que a menudo, según el informe, pasaban 22 horas al día encerrados dentro. Al menos nueve jóvenes reportaron intentos de suicidios o de autolesión allí, pero el centro no presta atención médica adecuada y raramente permite visitas de familiares.

“Ya me quiero ir a donde sea que no sea aquí”, dijo uno de los jóvenes.

Los inmigrantes denunciaron además que en ocasiones “los tumban”, golpeándoles en las piernas para que caigan y esposarlos en el suelo. El informe denuncia varios casos en que los guardas usaron una violencia desproporcionada.

En el centro de detención de Theo Lacy, por el que han pasado casi 6,000 inmigrantes, se castiga a los presos con hasta 30 días en celdas de aislamiento por conductas que no suponen riesgo para la seguridad; los guardas, denuncian los presos, se burlan de los detenidos y abusan de ellos verbalmente.

Además, dentro de las barracas hay grupos de presos que vigilan “la disciplina” y castigan a compañeros con palizas de 16 segundos en las duchas, que no están vigiladas con cámaras.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.