Interior costeó con dinero público el viaje de la ‘policía patriótica’ a EE UU para recabar datos contra Podemos | España | EL PAÍS

Origen: Interior costeó con dinero público el viaje de la ‘policía patriótica’ a EE UU para recabar datos contra Podemos | España | EL PAÍS

La Fiscalía de la Audiencia Nacional rechazó avalar esas pesquisas, según fuentes del ministerio público

El viaje a Nueva York en abril de 2016 del inspector jefe José Ángel Fuentes Gago —presunto integrante de la policía patriótica e imputado en el caso Villarejo— para recabar datos contra Podemos fue costeado con dinero público, según documentos oficiales aportados a la comisión de investigación del Congreso y a los que ha tenido acceso EL PAÍS. Una grabación difundida este miércoles reveló que, en ese desplazamiento, el agente ofreció por “mandato”del ministro Jorge Fernández Díaz (PP) protección a un exdirigente venezolano si facilitaba datos contra Iglesias. Fuentes fiscales aseguran que Interior buscó el aval de la Audiencia Nacional, pero se le negó.

Jorge Fernández Díaz, exministro del Interior.
Jorge Fernández Díaz, exministro del Interior. ULY MARTÍN

En el encuentro, celebrado el 12 de abril en el consulado de España en Nueva York, Gago asegura al exministro chavista Rafael Isea —que se encontraba en EE UU bajo protección de la DEA, la agencia norteamericana antidroga— que había acudido para ofrecerle una identidad nueva y protección en España tanto a él como a su familia, según la grabación difundida este miércoles por los diarios digitales Moncloa.com y El Confidencial. “Yo he hablado con el ministro del Interior español [Jorge Fernández Díaz] y el ministro del Interior español habló con el presidente español [Mariano Rajoy]”, aseguró. A cambio, el exdirigente chavista debía declarar sobre un supuesto pago de siete millones de euros a la fundación CEPS, a la que habían pertenecido miembros de Podemos. Tras este encuentro con Fuentes Gago, Isea fue interrogado ese día en el consulado por dos agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) desplazados a la ciudad estadounidense.

Este miércoles, tras conocerse el contenido de la grabación, el equipo de Interior de la etapa de Fernández Díaz distribuyó un argumentario en el que aseguraba que aquel viaje se hizo “con conocimiento previo de la Fiscalía” y que una copia del acta fue entregado a la misma. Fuentes fiscales afirman que Gago y otro policía acudieron a la Audiencia Nacional con el Informe PISA y que, tras comprobar que no tenía fundamento, se les dijo que no se abrían diligencias de investigación. En el curso de la conversación, los policías informaron del viaje a Nueva York y pidieron que un fiscal les acompañara. El entonces fiscal jefe, Javier Zaragoza, se negó a que un miembro del ministerio público viajara con los policías. “Si ellos querían viajar, la fiscalía no era nadie para autorizar ni prohibir el viaje, pero la fiscalía no avaló ese traslado ni ninguna diligencia referida al Informe PISA”, afirman fuentes fiscales.

Billetes de avión y dietas

El escrito de la antigua cúpula de Interior recalca que en aquella operación participaron “funcionarios de la Comisaría General de la Policía Judicial”, en referencia a los dos agentes de la UDEF que formalmente interrogaron al exministro venezolano, pero no hace ninguna referencia a Fuentes Gago, que entonces estaba destinado como agregado de Interior en la Embajada de España ante los Países Bajos y, anteriormente, en la Dirección Adjunta Operativa (DAO), dirigida por el número dos de la Policía, el comisario Eugenio Pino, señalado como el muñidor de la brigada patriótica.

De hecho, el viaje de Fuentes Gago fue autorizado por la DAO y costeado con dinero público, según consta en la documentación emitida por Interior a la comisión del Congreso que investigó el supuesto uso partidista de la Policía.

En esa información se detalla que Fuentes Gago, que declinó responder a este diario, salió de Madrid rumbo a Nueva York el 10 de abril de 2016 y regresó el 14 del mismo mes. También que pasó dietas de manutención por los dos días que estuvo en la ciudad estadounidense (139,44 euros) y el coste del alojamiento (266,08 euros). También incluyó su estancia en Madrid, tras desplazarse desde La Haya. En total, 566,29 euros, a los que sumar el precio de los billetes de avión, que no aparece detallado. Justo en esas mismas fechas, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, firmó un permiso extraordinario de residencia a otro confidente venezolano clave en la guerra sucia contra Podemos.

El viaje a Nueva York no fue el único desplazamiento bajo sospecha de este policía costeado con fondos públicos. Entre julio de 2014 y abril de 2016, durante los años en los que se desarrolló la supuesta Operación Cataluña contra el soberanismo, Gago viajó en 19 ocasiones a Barcelona y otra a Lleida. El policía fue la persona que puso en contacto a Fernández Díaz con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, y propició los encuentros en los que ambos hablaron sobre casos de corrupción en los que involucrar a soberanistas.

En la documentación también figura un desplazamiento a Ginebra (Suiza) el 15 de diciembre de 2014, poco después de que se publicara la supuesta existencia de una cuenta bancaria en este país del entonces candidato convergente a la alcaldía de Barcelona, Xavier Trias. Fuentes Gago reconoció en el Congreso que aquel viaje tenía como objetivo recabar datos bancarios del político.

El comisario Pino, jefe de la policía durante la etapa del PP, también admitió en el Congreso que envío agentes a Cuba y Venezuela para investigar a Podemos.

LOS SEIS MESES DE GUERRA SUCIA DE 2016

  • 12 de enero. Solo 23 días después de que Podemos entre en el Congreso con 69 escaños, OK Diario publica la primera referencia al informe PISA (acrónimo de Pablo Iglesias Sociedad Anónima). Un documento vinculado a la brigada patriótica, que no llevaba el sello de ninguna unidad y que no firmaba ningún agente, pero que aseguraba que el Gobierno de Irán había financiado al líder de Podemos y a su entorno.
  • 27 de enero. El seudosindicato Manos Limpias presenta una denuncia en el Supremo contra Podemos por el contenido de ese documento. En marzo se presentará otra que acabará en la Audiencia Nacional.
  • 9 de febrero. La UDEF envía al Tribunal de Cuentas el informe PISA, lo que tuvo una gran repercusión mediática. Eso sí, al analizarlo después, el órgano lo consideraría irrelevante, según admitió la entidad fiscalizadora a EL PAÍS. La Policía pidió literalmente al tribunal que examinase la documentación “ante posibles delitos electorales” de Podemos.
  • 5 de abril. OK Diario y El Confidencial publican un documento firmado por el exministro Rafael Isea que asegura que Venezuela pagó casi siete millones de euros a los líderes de Podemos.
  • 10 de abril. Fuentes Gago viaja entonces a EE UU a cargo de Interior, donde se reúne con Isea y recaba información contra el partido de Iglesias.
  • 11 de abril. En España, el secretario de Estado de Seguridad concede un permiso extraordinario de residencia a Carlos Alberto Arias, otro confidente que llevaba desde febrero suministrando datos y documentos contra Podemos, según aseguró después ante notario.
  • 13 de abril. El Tribunal Supremo rechaza la denuncia de Manos Limpias por el informe PISA y afirma que no hay ningún elemento objetivo que “apoye su verosimilitud”.
  • 14 de abril. Fuentes Gago vuelve de Estados Unidos.
  • 6 de mayo. Ok Diario publica una nueva información contra Iglesias, donde asegura que cobró de Venezuela a través un paraíso fiscal, las islas Granadinas. Arias, premiado por Interior, era fuente de esa noticia.
  • 12 de mayo. Los magistrados del Supremo reciben otra denuncia contra Iglesias por la publicación del 6 de mayo.
  • 29 de junio. La Audiencia Nacional archiva la causa por el informe PISA. Además, desacredita el documento.
  • 8 de julio. El Supremo rechaza la denuncia por la información de las islas Granadinas.

Deja un comentario