Fotos: Prostitución 20 horas al día en los cruces de autopistas del Sur de Italia | Planeta Futuro | EL PAÍS

Origen: Fotos: Prostitución 20 horas al día en los cruces de autopistas del Sur de Italia | Planeta Futuro | EL PAÍS

Prostitución 20 horas al día en los cruces de autopistas del Sur de Italia

12 fotos

Las jóvenes nigerianas son obligadas a trabajar en las calles de Castelvolturno para pagar una deuda que puede alcanzar los 50.000 euros

Castelvolturno (Italia) 
    • Se identifica como S., es de Nigeria y tiene 22 años. Suele esperar a los clientes en la carretera, cerca de Castelvolturno, en el sur de Italia, país al que llegó hace dos años. En cuanto alcanzan Europa, estas jóvenes nigerianas son obligadas a trabajar en la calle para pagar una deuda que puede alcanzar los 50.000 euros.
      1Se identifica como S., es de Nigeria y tiene 22 años. Suele esperar a los clientes en la carretera, cerca de Castelvolturno, en el sur de Italia, país al que llegó hace dos años. En cuanto alcanzan Europa, estas jóvenes nigerianas son obligadas a trabajar en la calle para pagar una deuda que puede alcanzar los 50.000 euros. ALESSIO PADUANO
    • Reducidas a la esclavitud, a veces tienen que pasar hasta 20 horas diarias en los cruces de las autopistas haga el tiempo que haga.
      2Reducidas a la esclavitud, a veces tienen que pasar hasta 20 horas diarias en los cruces de las autopistas haga el tiempo que haga. ALESSIO PADUANO
    • A. y G. descansan en la conocida como "casa de contactos", en la que viven en Castelvolturno. Son apartamentos privados ‒normalmente dirigidos por una 'madame'‒ que funcionan como restaurantes, lugares de reunión, y también prostíbulos. Los hombres acuden a ellos a tomar una copa, fumar o contratar servicios sexuales.
      3A. y G. descansan en la conocida como “casa de contactos”, en la que viven en Castelvolturno. Son apartamentos privados ‒normalmente dirigidos por una ‘madame’‒ que funcionan como restaurantes, lugares de reunión, y también prostíbulos. Los hombres acuden a ellos a tomar una copa, fumar o contratar servicios sexuales. ALESSIO PADUANO
    • A., una joven de 21 años de Lagos (Nigeria), sentada junto a una amiga y compatriota en una peluquería de la localidad italiana. Las dos viven en una de las muchas "casas de contactos" de la zona.
      4A., una joven de 21 años de Lagos (Nigeria), sentada junto a una amiga y compatriota en una peluquería de la localidad italiana. Las dos viven en una de las muchas “casas de contactos” de la zona. ALESSIO PADUANO
    • Un momento de una ceremonia religiosa en una iglesia pentecostal de Castelvolturno. Con frecuencia, los pastores influyen psicológicamente en las prostitutas que frecuentan estos lugares y se promueve con ello el mercado de la trata.
      5Un momento de una ceremonia religiosa en una iglesia pentecostal de Castelvolturno. Con frecuencia, los pastores influyen psicológicamente en las prostitutas que frecuentan estos lugares y se promueve con ello el mercado de la trata. ALESSIO PADUANO
    • A., una joven nigeriana de 19 años, descansa en la habitación donde suele recibir a sus clientes en Castelvolturno.
      6A., una joven nigeriana de 19 años, descansa en la habitación donde suele recibir a sus clientes en Castelvolturno. ALESSIO PADUANO
    • El eslogan "Las prostitutas son tu ruina" en una señal de tráfico de una carretera cercana a Castelvolturno.
      7El eslogan “Las prostitutas son tu ruina” en una señal de tráfico de una carretera cercana a Castelvolturno. ALESSIO PADUANO
    • Una prostituta nigeriana espera que lleguen clientes en una carretera cercana a Castelvolturno.
      8Una prostituta nigeriana espera que lleguen clientes en una carretera cercana a Castelvolturno. ALESSIO PADUANO
    • Una joven nigeriana en el consultorio de urgencias de Castelvolturno. Entre otras muchas actividades, la clínica presta apoyo a las mujeres y les facilita el acceso a los servicios sanitarios de la zona y mejorando su información sobre las enfermedades de transmisión sexual.
      9Una joven nigeriana en el consultorio de urgencias de Castelvolturno. Entre otras muchas actividades, la clínica presta apoyo a las mujeres y les facilita el acceso a los servicios sanitarios de la zona y mejorando su información sobre las enfermedades de transmisión sexual. ALESSIO PADUANO
  • Habitación en la que Q., una nigeriana de 21 años, recibe a los clientes en Castelvolturno.rn
    10Habitación en la que Q., una nigeriana de 21 años, recibe a los clientes en Castelvolturno. ALESSIO PADUANO
  • Q., se prepara para ducharse antes de empezar su jornada de trabajo, en Castelvolturno.
    11Q., se prepara para ducharse antes de empezar su jornada de trabajo, en Castelvolturno. ALESSIO PADUANO
  • Una silla y una sombrilla en la carretera en la que las nigerianas esperan a los clientes en Castelvolturno. Las chicas trabajan en condiciones muy duras, están obligadas a esperar junto a carreteras pequeñas, donde están expuestas a enormes riesgos, como agresiones y robos.
    12Una silla y una sombrilla en la carretera en la que las nigerianas esperan a los clientes en Castelvolturno. Las chicas trabajan en condiciones muy duras, están obligadas a esperar junto a carreteras pequeñas, donde están expuestas a enormes riesgos, como agresiones y robos. ALESSIO PADUANO

Deja un comentario