Las negaciones de Jeanette Ng

Origen: Las negaciones de Jeanette Ng

Jeanette Ng
Jeanette Ng

LA URRACA

Las negaciones de Jeanette Ng

Asombra que en democracia se pretenda silenciar a un autor porque su ideología sea distinta de la nuestra

Actualizado:GUARDAR

Jeanette Ng, ganadora del premio John W. Campbell de nuevos autores de ciencia ficción, creó un pequeño revuelo cuando en su discurso de aceptación denunció a Campbell, uno de los editores más importantes que ha tenido el género, como «responsable de establecer un tono en la ciencia ficción que dura hasta hoy en día. Estancado, estéril, masculino, blanco, fascinado por las ambiciones de imperialistas, colonialistas, colonos e industriales». Su intervención recibió una ovación, y, como consecuencia, los organizadores, avergonzados, han decidido cambiar el nombre del premio.

Pero ¡qué morro más impresionante! ¡Qué morro más divino! ¡Que se quiten todos, que vengo yo! ¡Ya está bien de hombres blancos! ¡Que se callen de una puta vez! Pero vamos a ver una cosa, ¿no es eso racismo? Lo digo porque me he sentido aludido por lo de «hombre» y «blanco», ya que yo soy las dos cosas. ¿No es racismo, precisamente, querer discriminar a alguien por su raza? ¿Y no es eso lo que está haciendo Jeanette Ng? ¿Y qué es discriminar a alguien por su género? ¿O es que eso sólo funciona en una dirección?

Yo no soy de derechas, ni conservador, ni imperialista, ni militarista, y me gusta más Le Guin que Scott Card, pero me parece asombroso que en un sistema democrático se pretenda prohibir o silenciar a un autor sólo porque su ideología sea distinta de la nuestra. Otra de las cosas que le han imputado a Campbell es su defensa de la «pseudociencia». ¡A cuadros! ¿Será este el siguiente caballo de batalla, acabar con los místicos y los soñadores? ¿Acabar con la fantasía en el género de la fantasía? ¿Acabar con la ficción en la ciencia ficción?

Uno piensa, primero, quizá con ingenuidad, que esta generación que pretende quemarlo y destruirlo todo no ha entendido bien qué significan la democracia, ni la libertad de expresión, ni los derechos humanos, ni la defensa de las minorías. Luego piensa, quizá con más realismo, que lo único que pretenden es llamar la atención y lograr espacio mediático. Son expertos en eso.

 


Deja una respuesta