Encuentran en Mongolia los restos de dos mujeres guerreras de la época de Mulan

Se cree que vivieron durante el período Xianbei, un período de fragmentación política y de continuos disturbios en la que se inspira la leyenda de Mulan

Las dos mujeres guerreras encontradas en Mongolia – Christine Lee

Actualizado:12/05/2020 01:42h

Un grupo de arqueólogos ha encontrado en Mongolia los restos de dos guerreras antiguas que practicaban el tiro con arco y la equitación. Se cree que vivieron durante el período Xianbei, un período de fragmentación política y de continuos disturbios en la que se inspira la leyenda de Mulan, tal y como han afirmado a «Live Science» los responsables de la investigación, Christine Lee y Yahaira González, bioarqueólogos de la Universidad Estatal de California, Los Ángeles.

En esta etapa, probablemente, «se necesitaban mujeres para defender el territorio junto a los hombres», han añadido los investigadores. De esta manera, estos hallazgos «refuerzan» lo que se ha estado descubriendo últimamente sobre la Balada de Mulan (poema épico donde se recoge la historia del mítico personaje).

Por lo que se sabe, el relato difiere bastante de la realidad o, si se prefiere, de las evidencias históricas. Se dice que Mulan sirve en el ejército para que su padre no tenga que hacerlo, pero en ese momento «no existía» el reclutamiento militar en China, ha apuntado Lee.

Marcas en los huesos

Los investigadores han encontrado marcas en los huesos que señalan que los músculos necesarios para practicar el tiro con arco se utilizaban mucho. Es algo que se percibe en los pulgares, por ejemplo. También encontraron patrones de trauma en la columna que son comunes en las personas que practican la equitación.

«Hacían lo que hacían los hombres», ha resumido Lee, que también apunta a que esto indica una suerte de «igualdad de género en la época». «En China, en ese momento, las mujeres estaban recluidas (…) La mujer ideal era indefensa y dócil», ha aseverado.

Una de las mujeres guerreras tenía más de 50 años y la otra unos 20. Ninguna de las dos tenía signos de trauma de guerra. Esto podría deberse a que ambas mujeres fueron encontradas en tumbas de élite, y las personas de élite no iban a las batallas.


Deja una respuesta