Tres exposiciones virtuales que no debes perderte

De Madrid a Londres pasando por Menorca, estas propuestas hablan de innovación técnica y de potencialidades del medio digital

«Marella», de Angelika Markul, en la galería Albarrán Bourdais

Carlos Delgado Mayordomo

El futuro es ahora

Hauser & Wirth ha organizado una exposición en su futura sede en Menorca. Pero se trata de una simulación virtual que permite adentrarnos en una arquitectura que abrirá sus puertas en 2021. Por un lado, se trata de una propuesta de innovación técnica que cuida la experiencia del usuario en términos de escala, interacción y flexibilidad; por otro, visualizamos una colectiva pictórica que integra destacados nombres del arte realizado desde los setenta, y cuyo hilo conductor se sustenta en la recurrente intersección del texto y la imagen dentro de una misma composición. El resultado tiene algo de «cortocircuito»: la alta tecnología y el primoroso diseño virtual son herramientas puestas al servicio de una exposición articulada bajo parámetros tradicionales. Así, el rígido cubo blanco, el manido discurso expositivo y las propias obras, reducidas a su condición de foto, quedan debilitadas ante las enormes posibilidades que ofrece la propia interfaz. «Beside Itself». Colectiva. Galería Hauser & Wirth. Menorca.

Propiedades emergentes

SCAN es una plataforma que trabaja por la difusión global de artistas contemporáneos españoles. Su propuesta ha sido especialmente fructífera en Reino Unido: allí han elaborado, en sus nuevas instalaciones londinenses, una exposición que ahora puede visitarse virtualmente. Desde nuestras pantallas podemos indagar tanto en la relación que los autores han establecido con la especificidad del espacio, como en las propiedades de lectura que emergen del diálogo entre las piezas. El propio hecho expositivo genera lugares de reflexión inesperados, como ocurre en la sala que agrupa trabajos de Cristina Mejías, Christian Lagata y Fuentesal & Arenillas. Por su parte, Esther Gatón propone un recorrido no objetual del espacio: la suya es una instalación donde la presencia física y la dimensión ambiental actúan como ejes discursivos. Por ello, es la obra que con mayor dificultad se adapta a la cristalina transparencia de la imagen que genera Internet. «Donde retumba el agua, metalizada». Colectiva. SCAN + INTERSTICIO. Londres. Hasta el 30 de mayo.

Campos de batalla

De las tres propuestas, esta es la menos compleja en su técnica de exhibición; sin embargo, también es la que con mayor lucidez asume las potencialidades del medio digital. Sin necesidad de simular una estructura expositiva tradicional, la muestra se articula con cinco vídeos cuya temporalidades y complejidad narrativa se oponen a la condición etérea de la información digitalizada. Cada proyecto estético se imbrica en otros campos de conocimiento, como la geopolítica (Cristina Lucas) o la paleontología (Angelica Markul); otras piezas atraviesan diversos campos sociales para subrayar las debilidades de formulaciones represoras de la identidad (Fernando Sánchez Castillo e Iván Argote). Solo la contundente performance de Héctor Zamora subraya una reflexión de alcance estético; y su juego entre lo figurativo y lo abstracto se relee, en estos días, como una poderosa metáfora de nuestra dificultad para mirar o visualizar. «Construir, deconstruir, reconstruir». Colectiva. Gª Albarrán Bourdais. Madrid. Comisaria: Sofía Lanusse. Hasta el 30 de mayo.


Deja una respuesta