Crece indignación por muerte de George Floyd sofocado por agente en Minneapolis; FBI colabora con la pesquisa

El llamado de familiares, funcionarios y de usuarios en redes sociales es que los policías involucrados sean acusados criminalmente

Una manifestante en Minneapolis le exige a las autoridades que “dejen de matar a negros” en respuesta al caso de George Floyd.
Telemundo

Por:Telemundo | 27 de Mayo 2020

(Por Francesco Rodella)

La muerte de George Floyd, un afroamericano de 46 años que falleció el lunes en Minneapolis, Minnesota, después de que un policía blanco lo dejara inmovilizado con una rodilla clavada en su cuello durante minutos, ha generado una oleada de indignación en el país.

Cuatro agentes fueron despedidos este martes por lo ocurrido, que está siendo investigado por el FBI y las autoridades de Minnesota. Estos policías por el momento no han sido identificados oficialmente.

La actuación policial ha quedado reflejada en un video, grabado por una mujer que se encontraba en la escena y que ha tenido amplia circulación en los medios y en redes sociales. “¡No puedo respirar!”, repite varias veces Floyd mientras el agente empuja una rodilla contra su cuello.

Tras poco más de cuatro minutos, el hombre deja aparentemente de moverse. Casi tres minutos más tarde, mientras que el agente todavía mantiene una rodilla en su cuello, llega un trabajador sanitario a atenderle.

Floyd es trasladado a una ambulancia con una camilla mientras parece estar inconsciente. Poco después es declarado muerto.

Quién era George Floyd

George Floyd, al que se le solía apodar Big Floyd, era oriundo de Houston (Texas) y vivía en St. Luis Park, en las afuera de Minneapolis, de acuerdo con el diario local Star Tribune. Trabajaba en el restaurante latino de Minneapolis Conga Latino Bistró como empleado de seguridad, según contaron los dueños de este negocio.

Jovanni Thunstrom, uno de los dos empleadores, dijo a Noticias Telemundo que el hombre era también su amigo y se sentía impactado por su muerte. “Ese video está bien fuerte. A mí me dolió”, dijo, “es un ser humano, y lo trataron como si fuera un animal”.

Luz María González González, que frecuentaba con asiduidad ese lugar, lo definió como “un hombre bueno que no merecía morir”. “Ese rey no tuvo que morir antes de su tiempo”, afirmó su ex pareja Christina Dawsom.

La actuación de la Policía genera indignación de ciudadanos y autoridades

Las voces de repulsa a la actuación policial previa a la muerte de Floyd han ido creciendo más y más a lo largo del martes. “Ser negro en Estados Unidos no debería ser una sentencia de muerte”, dijo el alcalde de Minneapolis, el demócrata Jacob Frey, quien pidió disculpas por lo ocurrido a la comunidad afroamericana de la ciudad.

“Cuando escuchas a alguien pedir ayuda, se supone que deberías ayudar. Este agente falló en el sentido más básico, más humano”, agregó en referencia al policía que dejó su rodilla apretada en el cuello de Floyd.

Otros políticos y personalidades públicas se sumaron a este coro de indignación. “George Floyd se merecía más y su familia se merece justicia”, tuiteó el precandidato demócrata a la presidencia Joe Biden. “Mereces nuestras lágrimas, oraciones, rabia y acción”, escribió la directora y actriz afroamericana Ava Marie DuVernay.

En Twitter, miles de usuarios han difundido mensajes de indignación, y la discusión sobre estos hechos se han convertido en tendencia nacional.

Se desencadenan protestas y escenas de violencia en Minneapolis

Las protestas también se han manifestado físicamente. Este martes, cientos de personas se congregaron primero en la calle del sur de Minneapolis donde Floyd quedó inmovilizado por la policía, y después alrededor de una estación policial.

Hubo varios momentos de tensión: algunos participantes destrozaron ventanas de las patrullas de la policía y lanzaron piedras y ladrillos contra ellos. Videos muestran a los agentes lanzando gases lacrimógenos a los manifestantes, algunos de los cuales se encontraban sentados sobre el suelo.

La emisora WCCO reportó de al menos un oficial herido durante las protestas. Una persona resultó herida por un disparo, aunque su vida no pareció estar en peligro, dijo el portavoz de la policía John Elder. Un sospechoso huyó del lugar. No resultó claro de inmediato si este acto de violencia estaba relacionado con las protestas.

El alcalde había dicho anteriormente el martes que entendía a quien sintiese necesidad de protestar, aunque invitó a respetar el distanciamiento social por el coronavirus.

La versión de la Policía

La policía afirmó en un comunicado que Floyd fue localizado como sospechoso de un delito de falsificación mientras se encontraba en un auto azul y estaba “aparentemente bajo influencia de alcohol” poco después de las 8 p.m. del lunes.

Cuando los dos agentes que lo identificaron le ordenaron que se levantara, él opuso resistencia, según este relato: “Los oficiales pudieron esposar al sospechoso y notaron que parecía estar sufriendo problemas médicos”.

“Los agentes llamaron una ambulancia. Fue transportado en ambulancia al Centro Médico del Condado de Hennepin, donde murió poco tiempo después. En ningún momento alguien involucrado en este incidente ha usado armas”, añade el comunicado.

Qué dice la policía sobre la intervención del agente que clavó su rodilla en el cuello de Floyd

La Policía afirma en su comunicado que Floyd murió tras un “incidente médico”, pero no hace referencia a la intervención del agente, todavía no identificado, que lo dejó en el suelo con una rodilla clavada en el cuello.

Preguntado por periodistas sobre esta actuación, el jefe de la policía de Minneapolis dijo: “Claramente tenemos políticas establecidas con respecto a poner a alguien bajo control”, averiguar lo ocurrido “será parte de la investigación completa que haremos internamente”.

El diario USA Today explica que el Manual de Políticas y Procedimientos de este departamento policial prevé que una intervención con una restricción al cuello es una “opción de fuerza no mortal” que se lleva a cabo como “una compresión de uno o ambos lados del cuello” con “un brazo o una pierna, sin aplicar presión directa” sobre las vías aéreas.

Esta guía policial agrega que hay dos tipos de inmovilización con restricción al cuello, una que deja al sujeto consciente, y la otra que se aplica para dejarlo inconsciente.

Un nuevo video muestra los minutos previos a la intervención de los agentes

Un video cuyo contenido se ha conocido en las últimas horas, grabado por la cámara de seguridad de un restaurante situado en las proximidades del punto en que el hombre fue inmovilizado, refleja lo que ocurrió en los minutos previos a la intervención policial.

En las imágenes se ve un Mercedes Benz azul estacionado frente al restaurante, llamado Dragon Wok y situado entre las calles E 38th y Chicago Avenue, poco antes de las 8 pm del lunes, con las dos puertas en lado de la acera abiertas.

Unos minutos más tarde, las cámaras captan a dos personas que salen de una tienda situada al otro lado de la calle y se acercan al auto para hablar con quienes están dentro del vehículo antes de marcharse. Después, una de ellas vuelve con otras dos personas. Dos de estos tres individuos hablan con alguien sentado en el lado del pasajero.

Un coche de la policía se detiene entonces frente a ese negocio. Las imágenes muestran a dos agentes cruzando la calle y acercándose al Mercedes. Un agente se acerca al conductor, a quien se identificará posteriormente como George Floyd, mientras que su compañero se dirige hacia el lado del pasajero. El segundo oficial habla con el pasajero, quien finalmente sale del vehículo.

De repente, este agente parece apresurarse para ayudar a su colega del lado del conductor. No se ve claramente lo que ocurre en los siguiente instantes, pero al final de lo que podría ser un intento de esposar a Floyd, los dos agentes lo llevan hacia una esquina del brazo. El hombre está esposado.

Floyd se agacha y se sienta en el suelo contra la pared. El segundo agente habla con él y toma notas en una libreta. A continuación, llega un tercer policía con otro auto. El segundo agente levanta a Floyd y, con la ayuda del primer agente, se lo lleva hacia el vehículo con el que llegaron. En los últimos instantes de la grabación, que en total dura poco más de 24 minutos, se ve al hombre bajo custodia caerse en proximidad de ese auto, con los dos agentes a su lado.

El diario The Washington Post fue el primer medio en acceder a estas imágenes, que después también fueron obtenidas por nuestra cadena hermana NBC News. Este medio no ha identificado a los agentes que aparecen en el video, por lo que no puede determinar si entre ellos está el que apretó su rodilla al cuello de Floyd o los que fueron despedidos al día siguiente.

La familia de Floyd pide que se acuse de asesinato a los agentes

Familiares de George Floyd pidieron que los cuatro oficiales de Minneapolis despedidos tras su muerte y supuestamente involucrados en los hechos anteriores al fallecimiento sean acusados de asesinato.

“Se suponía que debían estar allí para servir y proteger y no vi a ninguno de ellos levantar un dedo para hacer algo y ayudar mientras suplicaba por su vida. Ninguno de ellos intentó hacer nada para ayudarlo”, dijo a la cadena CNN Tera Brown, prima de Floyd.

“Conocer a mi hermano es amarlo”, dijo Philonise Floyd, hermana del fallecido, “podrían haber usado taser o spray; en cambio, le pusieron la rodilla en el cuello y simplemente se sentaron sobre él y luego continuaron”.

“Deben ser acusados de asesinato porque lo que cometieron fue un asesinato”, dijo Brown en referencia a los agentes involucrados en la intervención previa a la muerte de su primo. “Deben pagar por lo que hicieron”.

Con información de NBC News, The Washington PostStar TribuneCNNUSA TodayWCCO


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.