EEUU refuerza batalla contra empresas chinas por exportar miles de kilogramos de cabello de “campos de concentración”

Las autoridades del país asiático, por su parte, catalogan de acto barbárico el proceder contra las fábricas del llamado “oro negro”

EEUU refuerza batalla contra empresas chinas por exportar miles de kilogramos de cabello de “campos de concentración”
Imagen ilustrativa de pelucas.

FOTO: SHUTTERSTOCKPor:Redacción 10 de Octubre 2020

Las autoridades estadounidenses continúan su batalla contra fábricas chinas que exportan al país miles de kilogramos de cabello que, supuestamente, son procesados en espacios de trabajo forzado en la región de Xinjiang.

El mes pasado, EEUU prohibió el comercio de compañías chinas que exportan toneladas de cabello humano que se teme es ensamblado por minorías étnicas en campos de concentración.

Un informe esta semana de CNN que cita una investigación de Mintel indica que la industria del “black gold” (oro negro)  se embolsó, en el 2018, más de $2.5 mil millones de la economía estadounidense.

Aduanas y Protección de Fronteras de EEUU (CBP) anunció el mes pasado la orden conocida como WRO contra cualquier embarcación que transporte cabello desde Lop County Hair Product Industrial Park en el sur de Xinjiang. Previamente, se impuso la orden contra dos compañías registradas en la misma área, incluyendo una incautación, en julio, de 13 toneladas de pelo humano valorado en $800,000 de Lop County Meixin Hair Products que actualmente enfrenta una investigación criminal por parte del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y una orden previa de bloqueo en mayo que impide la importación desde Haolin Hair Accessories.

La Oficina de Información de la Región Autónoma de Xinjiang Uyghur envío un comunicado vía fax a la cadena para expresar su “severa condena” por el “barbárico acto” contra las compañías privadas que “proveen oportunidades para que las personas de mínorías étnicas encuentren empleo y ayudarlos a salir de la pobreza”.

En la zona de industrias señalada por las autoridades estadounidenses más de 2 millones de uigures y otras minorías étnicas han sido detenidos y enviados a campos de concentración desde el 2016.

Beijing ha llamado a estos campos “centros de entrenamiento vocacional” y asocian su expasión a un programa para aliviar la pobreza.

Las autoridades creen que el material es creado del cabello de prisioneros de estos espacios que son sometidos a “disciplina ideológica, forzados a renunciar a su religión e idioma y abusados físicamente”, de acuerdo con un reporte de la agencia AP en julio pasado en el que se informaba de una confiscación federal de 13 toneladas de estos productos en Nueva York.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.