George Harrison, un texto por Tom Petty

POR STAFF ROLLING STONE MÉXICO

Koen Suyk / Anefo

EXTRAÍDO DE RS104, ENERO 2011

El principio era hermoso, un riff  de una guitarra de 12 cuerdas, él me dijo: “Eso fue idea mía”, “¿En serio?”, exclamé yo, a lo que George contestó y explicó: “Estaba parado y de la nada pensé: ‘¡Tengo que hacer algo!’”; eso dice mucho de su forma de ser, siempre que se le metía algo en la cabeza no paraba hasta lograrlo y eso fue parte primordial de la magia de The Beatles, nunca paraban hasta lograr lo que se proponían.

Te puede interesar: Blur celebra el 25 aniversario de ‘The Great Escape’ con un vinilo de edición limitada

George se sabía de memoria los solos más raros de Elvis; el rockabilly fue su influencia  más importante pero siempre le gustó añadir detalles. Si me remonto en el tiempo, recuerdo cómo me sentía hipnotizado por el solo de “I Saw Her Standing There”, es imposible pensar en otra clase de figura en esa parte; George tenía esa habilidad, ese don. Ése sonido era algo totalmente nuevo, Roger McGuinn tomó prestada la idea de George, aunque Roger la llevó a otra dimensión con The Byrds.

Cuando comenzó a tocar la guitarra slide, cosa que ocurrió más adelante en la carrera de The Beatles, a todos nos pareció algo muy hermoso. Alguna vez me dijo: “Creo que los guitarristas modernos se han olvidado del tono”, mientras que este punto era crucial para él. Le gustaba estar perfectamente afinado cuando tocaba, su slide era de una precisión asombrosa y todo estaba aureolado por un vibrato bellísimo. Semejaba una voz, una voz distintiva y única que manaba del interior de Harrison. Sólo escucha esos discos, tan inmaculados e inventivos.

https://open.spotify.com/embed?uri=spotify%3Aalbum%3A4S2ZR5njbJez1rV8DV5Vtl

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.