Muere la fotógrafa Alice Springs, viuda de Helmut Newton

Australiana de nacimiento, su nombre real era June Browne, y trabajó también como actriz y modelo antes de empezar su trayectoria como retratista

June Newton, también conocida como Alice Springs, en 2010
June Newton, también conocida como Alice Springs, en 2010 – Afp

Juan Pedro Quiñonero

CORRESPONSAL EN PARÍS Actualizado:10/04/2021 20:30h

June Browne, más conocida como Alice Springs –su seudónimo como fotógrafa-, viuda de Helmut Newton (1920 – 2004), nació en Melbourne (Australia), el 3 de junio de 1923, y murió la noche del viernes 9 de abril en Montecarlo, culminando en el destierro una carrera legendaria.

June fue famosa, como actriz, en Melbourne (su nombre artístico era entonces June Brunnell) , cuando Newton apenas comenzaba una incierta carrera. Su matrimonio, en 1948, inició una relación excepcional. Ella siguió su gran carrera de actriz, en Londres y París. Helmult la siguió y terminó imponiéndose como uno de los grandes protagonistas de la renovación ‘canalla’ de la fotografía de moda.

June comenzó por descubrir la fotografía sirviendo como modelo para su esposo, en sesiones muy íntimas. Newton siguió fotografiando a su esposa como espectadora de ‘shootings’, sesiones fotográficas con modelos publicitarias, no siempre desnudas.

Cuando Newton terminó instalándose en la gloria definitiva, la pareja abandonó Paris para viajar hasta Montecarlo en un legendario Bentley. que fue el primero de los grandes ‘caprichos’ del fotógrafo.

Abandonada, al fin, su carrera de actriz, June Newton siguió a su esposo de rodaje en rodaje, de ‘shooting’ en ‘shooting’, para terminar participando de muchas maneras en la vida y la obra de Helmut. June fue al mismo tiempo confidente, amante, compañera de vagabundeos nocturnos, contable, editora y cómplice de numerosas experiencias. Y comenzó a apreciar su puesto como espectadora del trabajo de Newton fotografiando señoras…

Comenzaba, así, en la más impenetrable intimidad, una carrera de gran fotógrafa. Newton alentó la obra de su compañera, cómplice y esposa, introduciéndola en los rudimentos técnicos, que ella asimiló con gran rapidez.

Hacia 1970, June terminó convirtiéndose en Alice Springs, fotógrafa ella misma, cómplice de Newton y creadora con genio propio ella misma. Alice comenzó haciendo alguna campaña publicitaria. Pero pronto descubrió su talento y fascinación por los grandes retratos de personalidades. Yves-Saint-Laurent, Balthus, Brassa o Robert Mapplethorpe, entre muchos otros, posaron para ella. Palabras mayores. Genios indiscutidos inmortalizados por una joven fotógrafa autodidacta, para pronto podría competir con Newton, su esposo, en las páginas de Vogue, Elle o Vanity Fair.

Durante los últimos años de su vida, en común, antes de la muerte muy prematura de su esposo Alice Springs y Helmut Newton realizaron bastantes obras en común, cuya mejor síntesis quizá fue / sea, la exposición, luego transformada en libro, ‘Us and Them‘ (Nosotros y ellos, 2016). Obras turbadoras y misteriosas. Newton fotografía a Alice / June, que fotografía a Newton. Y, en escorzo, los ‘otros’ son los espectadores de una suerte de puesta escena de dos grandes maestros fotografiándose con un pudor relativo.

Newton pasó a la historia como uno de los grandes renovadores de la fotografía de moda, introduciendo el concepto de ‘porno chic‘ para evocar las imágenes publicables de su producción más cruda, no siempre publicada, por razones de ‘exquisitez’ y ‘oportunidad’ editorial.

Alice Springs quizá deja tras sí una obra más convencional. Pero íntimamente asociada a la de su cómplice y esposo. La primera June, actriz, abandonó su carrera, ya famosa, para convertirse en cómplice, modelo y gestora del legado definitivo de Newton. Convertida ella misma en gran figura de la fotografía del último medio siglo, June / Alice consagró el resto de su vida a velar por el legado de su esposa, en la gran fundación de Berlin, pero residiendo para siempre en la Costa Azul, en Montecarlo, donde siguió cultivando una fotografía muy íntima todavía mal conocida, con compañeros de viaje y personajes alejados, con frecuencia, del glamur de la fotografía de moda más convencional.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.