La madre de las niñas halladas solas en la frontera rompe el silencio: “Con el dolor de mi alma las dejé ahí”

La hondureña Sandra Padilla explicó por qué decidió abandonar a sus niñas. Las autoridades las encontraron a pleno rayo del sol e indefensas

La madre de las niñas halladas solas en la frontera rompe el silencio: “Con el dolor de mi alma las dejé ahí”
El grupo de niñas tiene entre 7 años y 11 meses.

FOTO: GETTY IMAGESPor:Redacción 17 de Mayo 2021

Hace ya una semana que un granjero de Texas encontró a cinco niñas de entre 7 años y 11 meses de edad abandonadas a su suerte en su propiedad. La madre de dos de las pequeñas habló desde México y explicó por qué dejó ir a sus hijas en compañía de otros adultos.

“Necesito que me ayuden porque quiero estar con mis hijas, yo nunca hubiera querido dejarlas ahí. Me dolió en el alma y Dios lo sabe”dijo a Telemundo Sandra Padilla, madre de Nasley y Cristal, de 7 y 4 años de edad.

Las niñas se encuentran en custodia de las autoridades estadounidenses, que las pusieron a salvo tras encontrarlas en condiciones críticas y peligrosas para su salud.

“Nunca quise dejarlas ahí, Dios sabe que siempre le pedí a él que me las cuidara”, dijo.

“Con el dolor de mi alma las dejé ahí”.

De acuerdo a la versión de la centroamericana, las niñas viajaban con su esposo, su cuñado y la madre de otras de las niñas de nombre Daisy. De ellos nada se sabe.

La madre de Sandra vive en Houston, Texas, y también habló con la televisora hispana sobre la situación. “Imagínese ella ahorita está débil después de tanto caminar, sin comer y sin nada y no me puedo imaginar cómo se encuentra porque nunca había dejado a sus hijas”.

Sandra Padilla ahora pide al gobierno estadounidense ayuda para reunirse con sus hijas.

Dos de las cinco pequeñas habían sido secuestradas con su madre y golpeadas por criminales antes de que su familia pagara el rescate.

Una guatemalteca llamada Daisy, de 22 años, es uno de los padres que supuestamente están desaparecidos y de los que no se ha sabido en semanas.

Yolanda, hermana de Daisy, dijo a Univision que la joven había dejado la casa de su familia en febrero con su novio, un ciudadano hondureño, y sus dos hijas, Ashlei, de 5 años, y su hermana Valeria, de solo11 meses.

Daisy y su novio llegaron a México y compartieron una casa con Sandra Padilla. En marzo se registró el supuesto secuestro de Daisy.

En su secuestro Daisy y sus hijas fueron encerradas en una habitación, obligadas a desnudarse y fueron maltratadas por criminales. La familia pagó $3,000 dólares.

Según la familia, Daisy intentó cruzar la frontera pero fue asaltada por la policía mexicana.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.