Una aldea asediada por el cáncer planta cara al gas radón | Blog Diario de España | EL PAÍS

Fue María José González la primera habitante de Cruceiro de Roo que se percató de la insólita afección de cáncer entre sus vecinos. Empezó a inquietarse cuando, tras enfermar su padre, a sus oídos no hacían más que llegar nuevos diagnósticos a pocos metros de su casa. Esta maestra comentó tales temores a su médico de cabecera, Xosé María Dios, quien desde 2015 ha hecho dos estudios sobre el terreno para intentar desentrañar el misterioso agente que está magullando la salud de sus pacientes. En el primero, el doctor Dios dibujó un diámetro de 800 metros desde el cruceiro de piedra que da nombre a la aldea y realizó una encuesta a 81 personas de las 23 casas que cayeron dentro del área acotada. 23 de los interrogados sabían lo que era sufrir cáncer, con una prevalencia de tumores del 28,39% frente a una media española, dice este médico, que se mueve entre el 3% y el 4%. El segundo estudio consistió en entrevistas a 59 habitantes de esta zona de Serra de Outes para intentar encontrar “alguna asociación” en sus vidas que explique la alta incidencia. No se llegó a conclusiones claras.

Continuar leyendo …