Lower Fourquet | Babelia | EL PAÍS

Quizás alguien se enfade, pero por muchas vueltas que le damos no encontramos un modelo diferente al actual que permita desarrollar a un artista su trabajo, a la vez darlo a conocer y asumir todas las gestiones derivadas de las exposiciones y ventas. Sobre todo hablando de artistas de media carrera. Lo que pasa que no es lo mismo llamar galería a una empresa con 50 trabajadores que a una de dos y un becario, como en nuestro caso. Siempre respetando el trabajo de cada uno, sobre todo el del becario. La viabilidad es limitada si no tienes claros los objetivos y ‘un plan de negocio’. Somos empresas, culturales, pero empresas y los números tienen que salir. El galerista asume la faceta de interlocutor para el artista y la de advisor para el coleccionista. Con el primero se habla y se discute de arte y hasta se ejerce de psicólogo, y con el segundo… también. Dicho esto, lo que sí tenemos claro es que el modelo clásico de galería está cambiando. No sabemos muy bien hacia dónde, pero intentamos no perdernos por el camino.

Continuar leyendo …

El universo provocador de Jan Fabre irrumpe en la Cartuja de Sevilla | Cultura | EL PAÍS

Admiración. Rechazo. Asombro. Extrañeza. Desconcierto. Esta exposición puede provocar todo tipo de sensaciones menos la indiferencia. Tras las primeras mesas de herramientas para hurtos se despliega un universo que hechiza. Sus dibujos con sangre. Sus trajes extravagantes. Sus transformaciones en personajes como el bailarín Fred Astaire, el músico Jim Morrison o el delincuente francés Jacques Mesrine. Su pasión por la entomología, que le llevó a ser el primer artista residente en el Museo de Historia Natural de Londres, donde disfrazó a varios científicos de los insectos que investigaban. Su performance con Marina Abramovich. Su permanente cuestionamiento del concepto y la historia del arte.

Continuar leyendo …

El Macba aterriza entre las dunas de Abu Dabi | Cultura | EL PAÍS

La presencia institucional en la inauguración de la exposición, tanto del jeque Al Nahyan, ministro y sobrino del emir que invitó al día siguiente a los barceloneses que viajaron hasta Abu Dabi a comer con él (algo poco frecuente), como del embajador español Álvarez, que también abrió su residencia privada a los barceloneses y se sumó a la visita por las galerías de arte de Sharjah, contrastó con la nula presencia de representantes del Ayuntamiento y la Generalitat, mostrando el vacío que se viven en uno y otro lado de la plaza de Sant Jaume. “Las dos administraciones han estado informadas y han participado desde el comienzo del proyecto, hace casi cuatro años”, explica Ainhoa Grandes, presidenta de la Fundación Macba desde octubre de 2015, cuando sucedió en el cargo a su marido Leopoldo Rodés. Grandes ve la exposición como “una forma de promocionar Barcelona como líder en coleccionismo de arte contemporáneo”, por eso se felicitó de que “el modelo público-privado del Macba haya funcionado. La Fundación se ha mojado y ha conseguido sacarla adelante”.

Continuar leyendo …

Del Wadi Rum a Farga | Cataluña | EL PAÍS

Conocida interiorista barcelonesa e impenitente viajera, Carandini (de un linaje de Módena que incluye a ¡ Christopher Lee! —Christopher Frank Carandini Lee—) exhibe en sus cuadros con técnica de collage otras latas historiadas, como la de agua o combustible que recogió en el desierto al sur de Libia, en el Fezán, el legendario reino de los garamantes, y que podrían haber dejado allí el Long Range Desert Group o las unidades de reconocimiento del Afrika Korps.

Continuar leyendo …

Cuando Lavapiés tomó conciencia de barrio | Madrid | EL PAÍS

En mayo de 1998 un grupo de personas ataviadas con monos de trabajo con la inscripción Ayuntamiento S. A. tomaron un pedazo de césped del barrio de Chamberí y lo instalaron en la plaza de Cabestreros (hoy Nelson Mandela), en Lavapiés, por aquello de que sus habitantes supieran qué aspecto tenía el verde. Entonces Lavapiés no era lo que es hoy. “Era un barrio invisible, de alquileres baratos, donde nadie quería vivir, con problemas de inmigración, drogadicción, delincuencia y donde los ancianos morían en sus pisos sin que nadie se enterara”, dice Jesús Carrillo, profesor de Historia del Arte de la Universidad Autónoma, “era un mundo en decadencia”.

Continuar leyendo …

De nuevo, el ridículo | Cultura | EL PAÍS

En mi opinión, los ciudadanos de la calle estamos dándoles una lección a nuestros Mr. Hyde, a los ciudadanos internautas. En la calle tendemos a ignorar o a negociar; en la red, no pasamos ni una. La calle nos inclina hacia la observación, la red a la reacción. Lo pensaba esta semana a cuenta del castigo penal inaceptable que habrá de cumplir el rapero Valtonyc, o el de Hasel o el de Shadid. Como estos nombres han aparecido estos días reproducidos en múltiples enlaces parece que aquí todos estábamos en la onda, que todos tarareábamos en la ducha o en Nochebuena las letras de Valtonyc, o que al contrario cundía la indignación, pero yo confieso que jamás hubieran llegado a mí sus contenidos si no hubiera sido porque el Tribunal Supremo los ha puesto generosamente en circulación. Enhorabuena. No sé si la Casa Real está al corriente de todo lo que se escribe sobre ellos, imposible desde que nació Twitter, pero no me imagino al jefe de prensa pasándole de buena mañana al Rey las estrofas raperas referidas a su persona con un parco: “Mire lo que dice este tipo sobre su Majestad”. En realidad, el público de estos músicos está limitado a un ambiente tan específico que una se pregunta porqué ya puestos no se han tomado las mismas medidas con letras del pop y del rock que gozan de un público masivo y que llevan animando décadas al consumo de droga, de alcohol o a matar y morir por amor.

Continuar leyendo …

Las muestras de intolerancia crecen en España | Cultura | EL PAÍS

Eso sí, la izquierda y la derecha, defiende Strawberry, “tienen que ser coherentes y no aplaudir cuando la restricción de libertades es para el contrario y solo llevarse las manos a la cabeza cuando se identifican con la ideología del acusado. A mí me parecen repugnantes los mensajes machistas, pero no creo que deban castigarse con dos años y medio de cárcel. Es una desproporción. La libertad de expresión es un derecho de todos”.

Continuar leyendo …

El silencio infalible | Cultura | EL PAÍS

Pena de semana, por tantas cosas tan radicalmente serias, la despedida de Forges, tan madrileño y tan de Bilbao, y del mundo entero, nunca te olvides de Forges, nunca; y pena de semana por el fracaso de esa pared de Arco. Y por el silencio de Cristina Cifuentes. Su silencio infalible: no habla de lo que pasó, no va a la inauguración (no fue Manuela Carmena, pero ella lo explicó: no fue porque le indignó la torpeza de Ifema) que hicieron los Reyes para que no le preguntaran por lo que pasó; qué hizo ella con los votos que confieren mayoría a los que fueron capaces de dejar a Arco a la luna de Valencia, de entorpecer su prestigio. Ella no dice nada: va a todas las televisiones a hablar de sus cosas, pero cuando se toca el tuétano de su acción política, por ejemplo en este caso, decide no hablar.

Continuar leyendo …

La lluvia fina del autoritarismo | Cataluña | EL PAÍS

La tercera es el espontáneo cierre de filas inicial del bipartidismo, PP y PSOE, en apoyo de la decisión represora, por mucho que después ante las reacciones de los demás partidos, incluido Ciudadanos, hayan intentado rectificar sin exigir que la obra volviera a su sitio, en un vergonzante ejercicio de equilibrismo. Que una persona del historial de Margarita Robles justificara la censura porque “todo lo que ayude a rebajar la tensión se ha de valorar positivamente”, que al PSOE le hayan temblado las piernas, es una manifestación del clima cruzada patriótica que se ha ido creando en los últimos meses.

Continuar leyendo …

Un empresario adquiere por 80.000 euros la obra ‘Presos políticos’ retirada de ARCO | Cultura | EL PAÍS

El gobierno de Manuela Carmena desconocía la decisión de la institución ferial, de la que forma parte con un 93% de capital dividido a partes iguales entre la Comunidad de Madrid, la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento. El 7% restante está en manos de la Fundación Montemadrid. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que “no comparte” esta decisión y el coordinador general de alcaldía y vicepresidente de IFEMA, Luis Cueto, ha reiterado que “el Consistorio defiende la libertad de expresión y de creación por encima de todo”. La portavoz, Rita Maestre, ha asegurado que “no eran conocedores” de la petición de Ifema a la citada galería.

Continuar leyendo …

Santiago Sierra incluye a Junqueras y los Jordis como “presos políticos” en una obra en Arco | Cultura | EL PAÍS

Sobre los titiriteros, recuerda que era una función que “representaba a la policía acusando falsamente de delitos de terrorismo a una bruja por llevar una pancarta con el mensaje ‘Gora Alka-Eta”. Ambos fueron detenidos cinco días y la Audiencia sobreseyó la causa. Sobre la “trifulca” de Alsasua en la que varios guardias civiles fueron agredidos una noche en un bar, recuerda que las penas solicitadas por la fiscalía suman 372 años y medio de cárcel. El ministerio público reclama en conjunto las penas a ocho acusados por lesiones terroristas.

Continuar leyendo …