El universo provocador de Jan Fabre irrumpe en la Cartuja de Sevilla | Cultura | EL PAÍS

Admiración. Rechazo. Asombro. Extrañeza. Desconcierto. Esta exposición puede provocar todo tipo de sensaciones menos la indiferencia. Tras las primeras mesas de herramientas para hurtos se despliega un universo que hechiza. Sus dibujos con sangre. Sus trajes extravagantes. Sus transformaciones en personajes como el bailarín Fred Astaire, el músico Jim Morrison o el delincuente francés Jacques Mesrine. Su pasión por la entomología, que le llevó a ser el primer artista residente en el Museo de Historia Natural de Londres, donde disfrazó a varios científicos de los insectos que investigaban. Su performance con Marina Abramovich. Su permanente cuestionamiento del concepto y la historia del arte.

Continuar leyendo …