Esclavos del Sáhara

El horror libio y el mayor control policial promovido por la Unión Europea y varios países africanos en el Acuerdo de La Valeta (Malta) en el 2015 han provocado un cambio de tendencia: desde finales del año pasado, la cifra oficial de migrantes que regresan a Níger desde Libia y Argelia es mayor que la de quienes parten de Níger hacia Europa. Según la Organización Internacional para la Migración de la ONU (OIM), en enero de este año 4.151 migrantes regresaron, por 3.085 que partieron hacia el norte.

Continuar leyendo …

Refugiados República Centroafricana en Camerún: Las (pequeñas) ventajas de la hospitalidad | Planeta Futuro | EL PAÍS

En el camino desde Bertoua (capital de la región del Este) hasta Batouri (a unos 40 kilómetros de la frontera con República Centroafricana), las pistas de tierra rojiza se adentran en la selva, y los poblados o cabañas que salpican el camino son la excepción a un paisaje agrícola y poco explotado. Cuando aparecen, estas aldeas son bastante parecidas: casas de barro o madera, tumbas ante la entrada, bananas o yuca expuestas para su venta y algún vegetal secándose sobre una estera. Y prácticamente todas comparten otra característica: un cartel que anuncia una o varias infraestructuras construidas por Acnur o alguno de sus socios.

Continuar leyendo …

Refugiados República Centroafricana Camerún: “¿Pueden al menos enseñarme a conducir?” | Planeta Futuro | EL PAÍS

Abubakar es uno de la treintena de beneficiarios de estos talleres de costura, que forman parte de la incipiente actividad económica del campo que Acnur, responsable del recinto, está impulsando con sus socios pese a la estrechez de presupuesto. En este caso, la ropa que elaboran los aprendices se vende pero el formador, que se queda con lo obtenido, se encarga de la manutención de los primeros.

Continuar leyendo …

Padres que cuidan a sus bebés en Yaundé | Blog Africa no es un pais | EL PAÍS

Esta exposición también es una invitación a abrir el corazón de par en par. A dejarse sorprender y descubrir todos esos detalles del trabajo de Recover que no se perciben a primera vista y que, sin embargo, son parte importante de su labor. Esas becas de formación, el programa Salud 2.0, todos los voluntarios que cada año viajan a terreno para echar una mano y mejorar la salud de muchos cameruneses o burkineses, los pacientes evacuados a España… Y, sobre todo, lo más importante, la fuerza que hace posible todo este cometido: las más de 60 empresas que apoyan a la Fundación, los más de 700 voluntarios que la ayudan a caminar y los más de 1000 socios que constituyen su mayor riqueza.

Continuar leyendo …