Las marroquíes abandonadas por sus maridos tras la mastectomía | Internacional | EL PAÍS

Cuando Jadiya acompañaba a su marido, también muerto de cáncer, en el hospital Mohamed Ben Abdellah de Rabat, observó que muchas mujeres sin dinero llegaban de lejanas ciudades de Marruecos y se veían obligadas a dormir en los jardines o en el suelo del hospital. Ofreció cama y comida en su casa y ahora, gracias a la ayuda de varios mecenas, la casa ha crecido y se ha convertido en la sede de la asociación Jannat, que ofrece techo y comida para más de 20 mujeres.

Continuar leyendo …