Cara Delevingne: El amor oculto de Winston Churchill | Gente y Famosos | EL PAÍS

Según el documental, el affaire se consumó en Château de l’Horizon, la villa en el sur de Francia de la actriz Maxine Elliot, y se prolongó durante cuatro veranos entre 1933 y 1937, el momento en el que la carrera de Churchill pasaba por sus horas más bajas. Allí, el político, que también era pintor aficionado, habría retratado hasta en tres ocasiones a Lady Castlerosse, y en uno de esos lienzos ella aparecía recostada en una chaise longue. El estadista también habría visitado a su supuesta amante en su casa de Berkeley Square, en Londres; un punto que valida en el film Caroline Delevingne, sobrina de Doris, al contar que en la familia “se sabía que tenían una aventura”. “Cuando Winston iba a visitarla, al servicio le daban el día libre”, señala.

Continuar leyendo …