Luis Masson, fotógrafo de intrigas palaciegas y monumentos | Cultura | EL PAÍS

Fernández Rivero, que posee 270 fotos de Masson, cree que en algún momento este se ofreció como fotógrafo al duque y así comenzó una relación que luego tuvo ramificaciones. Masson fue uno “de los primeros que hace reproducciones de obras de Murillo, muy demandado entonces en Francia e Inglaterra”. Con la ayuda de su mujer, Lorenza Simonin Berard, recorre Andalucía con dos cámaras, “para tomar fotos normales y estereoscópicas de vistas y monumentos”. Su objetivo se centra en Sevilla: el Alcázar, la catedral, la Casa de Pilatos, preciosas vistas del Guadalquivir… También retrata Granada, Córdoba, Málaga y Cádiz. Fernández Rivero destaca de su técnica “el gusto por jugar con las líneas que hacían sombras en los monumentos, era un fotógrafo comercial pero con estilo, equilibrado”. También hace retratos pintorescos como Mujer con guitarra o Bailarina con abanico y mantilla.

Continuar leyendo …