Indemnizados con 5,4 millones 21 grafiteros de Nueva York tras el derribo de un edificio con sus obras | Cultura | EL PAÍS

Los grafiteros pensaron incluso en comprar el edificio, pero su valor se disparó a más de 200 millones. El barrio de Long Island City lleva años en un intenso proceso de transformación, con bloques residenciales que se alzan abriéndose espacio entre los almacenes. El misterioso artista británico Banksy pidió que el edificio no fuera derribado, para que se pudiera preservar este espacio que en su día fue considerado como la mayor exposición de arte urbano del mundo.

Continuar leyendo …