Y el FCAT 2018 llegó a su fin: ganamos todos en cine africano | Planeta Futuro | EL PAÍS

Futuros inciertos, de Eddy Munyaneza (Burundi, Francia, Bélgica) recibió una Mención Especial del jurado a este documental que ha tenido su estreno mundial en el Fcat y que de nuevo ahonda en el activismo político de su país. Su director habló en el festival sobre la responsabilidad que tienen los cineastas de mostrar lo que realmente ocurre en sus países. El jurado ha destacado “la fuerza, el coraje y el nivel de compromiso del director”.

Continuar leyendo …

Marc Pataut, el fotógrafo que convive con el precariado | Cultura | EL PAÍS

Los trabajos de la década de los noventa constituyen el foco de la exposición Marc Pataut. Primeras tentativas, que reúne 300 imágenes hasta el 27 de agosto en el museo, emplazado en el antiguo hospital general de Madrid. Jorge Ribalta, comisario de la muestra, destacó el testimonio de Pataut del surgimiento del precariado “como nuevo sujeto político” con el advenimiento de la hegemonía neoliberal que se instala definitivamente en Francia en aquellos años. Su obra da visibilidad “a los más desfavorecidos”, sostuvo Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, y no solo “reinventa el documental, sino que forma parte de él: convive con los colectivos representados como mediador, no es un trabajo contemplativo, la cámara es un elemento de mediación con los demás y se convierte en un trabajo de denuncia política y de la institución artística”.

Continuar leyendo …

Cine de autor y de apoyo a los directores más jóvenes | Cataluña | EL PAÍS

Diez días “de festín de buen cine dirigido a un público diverso como es el barcelonés”, apuntaba el director del D’A, Carlos R. Ríos. Fiel a su idea, el Festival de Cine de Autor quiere “apoyar a los directores jóvenes con talento y acercar un cine no comercial al gran público”, añadía. Con más o menos margen de error, el 60% de la creación cinematográfica que pasa por las pantallas del D’A no llega a las salas. Prueba de la voluntad de ser un empujón a la autoría más joven es que este año la sección Talents, la competitiva y dotada con un premio de 8.000 euros, está dedicada a directores que cuenten con dos películas como máximo en su filmografía: “es claramente donde apostamos por los nuevos nombres, o menos conocidos”, comentaba el director del festival. En ese apartado se exhibirán 16 cintas, algunas ya con un paso por otros festivales, como Con el viento, ópera prima de Meritxell Colell, que se estrenó en la Berlinale, o A estación violenta, su primer proyecto de Anxos Fazáns, basada en una novela de Manuel Jabois. Como también lo es More, del turco Onur Saylak, que fue premiada en el Festival de Cine de Valladolid. En la misma sección se encuentran títulos de directores emergentes como el argentino Pablo Giorgelli con Invisible, que aborda el tema tabú del aborto en Argentina, Person to person, del director norteamericano Dustin Guy Defa, una película definida por el D’A como “film indie del año” o Tiempo compartido, una sátira feroz de la clase media de Mexico de Sebastián Hoffman.

Continuar leyendo …

‘Disobedience’, un pulso entre el deber y el deseo | Cultura | EL PAÍS

Con la adaptación de la novela de Naomi Alderman, Lelio lo logra una película conmovedora, aunque menos imprevisible que Una mujer fantástica. Todas las elecciones conllevan sacrificios y McAdams, nominada al Oscar por Spotlight, brilla en su papel de esposa desorientada. Esti aceptó casarse con Dovid, el discípulo del rabino, después de que Ronit escapase de la comunidad y ha volcado toda su pasión en la enseñanza. Ronit vive en la cosmopolita Nueva York, donde rehizo su vida como fotógrafa y rompió todo vínculo con su padre. Pero al enterarse de su muerte, no logra aplacar el golpe desde lejos y decide regresar a casa.

Continuar leyendo …

El último cineasta ‘punkarra’ | Cultura | EL PAÍS

9 dedos es un thriller en blanco y negro que resplandece al haber sido filmado en celuloide. “El blanco y negro es perfecto. El color es una ayuda, pero no es importante. Yo creo que el cine decayó cuando entraron el sonido y el color. ¿Sabes que hace con las historias el blanco y negro? Las desterritorializa, lo que es un regalo para el espectador. Además, imprime valor al vestuario y misterio al decorado. Bueno… y los abarata. Como no tuve inversión de una televisión, pude hacer lo que quise”, remata con una carcajada. El filme se desarrolla en un barco, con gánsteres y personajes enigmáticos, con actores como Pascal Greggory y Gaspard Ulliel. Y muy cine cine. “Yo no soy racista con el digital, creo que es interesante, pero de ahí a erradicar el celuloide, bahh. Cosas de las corporaciones”. Son personajes, tipos duros, de físicos poderosos, reyes de sus silencios, parecen hijos de Jean-Pierre Melville, aunque en versión parlanchina. “La poesía urbana de Melville crea una utopía cinéfila extraordinaria. Fue acusado de manierista, de fascista, y con el tiempo sus modos americanos y su cine mutante han marcado una época. Yo de él admiro hasta su lucha por su independencia manteniendo un estudio propio”. Pero Melville vivió solo para el cine, mientras que Ossang picotea de disciplina en disciplina. “Pasa por mi incapacidad de elegir. Empecé con la narrativa, pasé a la poesía y de ahí salté a la música. Disfruté de la gran explosión punk, del No future. Y luego estudié cine. Con gran sorpresa descubrí que nadie aquellos años metía en las películas las canciones de grupos como Cabaret Voltaire. Yo decidí hacerlo y encima tuve suerte y monté cierto escándalo en 1985 con L’affaire des divisions Morituri. De vez en cuando hay que menear a la sociedad…”.

Continuar leyendo …

La cineasta que pasó de ‘sin papeles’ a triunfar con un ‘thriller’ | Cultura | EL PAÍS

Aquellos inicios en el final del verano de 2001 no fueron sencillos: “Yo llevaba apuntado el teléfono de la mujer que me había alquilado el sitio, y al llamar me respondió un hombre. Su esposa había perdido el piso y se había vuelto a Colombia. A cambio, él me ofrecía su propia casa hasta que encontrara otro lugar”. Aceptó. Cuatro días después, ocurrió el 11-S. “Fue un arranque muy duro, pero yo quería vivir experiencias, empujada por las pelis indies que había visto”.

Continuar leyendo …

Steven Spielberg estrena por sorpresa ‘Ready Player One’ en el SXSW | Cultura | EL PAÍS

El entusiasmo de los asistentes a esta 30ª edición del festival creció con el anuncio del pase “sorpresa” de Ready Player One convertido en la première mundial del largometraje. A él asistieron casi todos sus protagonistas, Tye Sheridan, Olivia Cooke y Ben Mendelsohn, además del mismísimo Spielberg, que con su sola presencia se llevó los vítores del público mientras presentaba una película, como dijo, “hecha con una gran ambición”.

Continuar leyendo …

José Sistiaga y su película pintada de 1970 abren Xcèntric en el CCCB | Cataluña | EL PAÍS

La casualidad ha querido que Xcèntric, la programación estable de cine experimental del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) inaugurara ayer su 16ª edición con Ere Erera Baleibu izik Subua de José Antonio Sistiaga, un largometraje de 1970 enteramente pintado a mano fotograma por fotograma. El mismo día el Museo Nacional de Arte de Cataluña acogía el preestreno de Loving Vicent de Dorota Kobiela y Hugh Welchman. La película, que ya se puede ver en toda España, se anuncia como “la primera pintada a mano fotograma por fotograma, por artistas de todo el mundo que dan forma a una experiencia cinematográfica sin precedentes”. Sin embargo, hace más de 40 años el cineasta vasco José Sistiaga ya lo había hecho, convirtiendo el celuloide en el lienzo de su obra magna, “un viaje expresionista, abstracto y matérico, que se acerca a lo cósmico”, según Carolina López, directora de Xcèntric.

Continuar leyendo …

Visiones de lo desconocido | Cataluña | EL PAÍS

Por ello el OVNI 2018 no ofrece la programación de vídeo habitual, sino que se estructura como un ritual de paso en el cual el público transita por proyecciones, sonidos y momentos de silencio y oscuridad, compartidos en un espacio cómodo y acogedor. Las sillas del teatro del CCCB han sido sustituidas por mullidas alfombras y durante la velada se reparte algo de comida, sopa, té y café Touba, una receta senegalés con especias y pimienta de Guinea. Para no interrumpir o molestar la experiencia, por primera vez no se puede acceder en cualquier momento, sino que habrá tres entradas: al comienzo a las 19 horas y luego alrededor de las 20.10 y las 21.30.

Continuar leyendo …

Gus Van Sant y sus vidas de santos | Cultura | EL PAÍS

A ese personaje le insufla vida Joaquin Phoenix, tanto en su pasado alcohólico, como su largo camino hacia la redención tras un accidente de tráfico. Callahan no conducía, pero porque iba tan borracho como su amigo que iba al volante y que sale ileso. Al volcarse en los dibujos, que realiza sujetando en precario equilibrio el rotulador con ambas manos, el viñetista destila por ahí su mala leche. El título de la película es también el título de su biografía, y es la frase que acompaña a una de sus viñetas. Un grupo de vaqueros mira a una silla de ruedas atrancada en las piedras de un desierto, y el líder proclama: “No os precupéis, no llegará muy lejos a pie”. Callhan era tan brillante como polémico, y recibía todo tipo de cartas aborrecinedo de su estilo. Pero él nunca dio un paso atrás. En otro dibujo se ve a Cristo en la cruz y encima se pueden ver las siglas “T.G.I.F”, que en inglés son las iniciales de “Gracias a Dios es viernes”. Genial.

Continuar leyendo …

“Es mejor sentir esperanza que amargura respecto a la igualdad” | Cultura | EL PAÍS

Alrededor de Scott Thomas, The Party reúne a algunos de los mejores actores del cine anglófono. Entre ellos, Patricia Clarkson, Emily Mortimer, Timothy Spall o Cillian Murphy, acompañados de Bruno Ganz en un inesperado papel cómico. “Le aseguro que ninguno de ellos dijo que sí por el dinero. Todo el mundo cobró el sueldo mínimo. Si aceptaron, fue por la oportunidad de vivir una experiencia íntima, donde todo el mundo es tratado de manera correcta e igualitaria”, explica Potter. Su película es inhabitual en distintos sentidos. Para empezar, por su extraordinaria brevedad: 71 minutos de diálogos a fuego rápido. “El primer montaje tenía un metraje superior, pero me pareció importante privilegiar el ritmo cómico y no dejar ni un respiro al espectador. Fue una decisión arriesgada, pero me dije que nadie ha protestado jamás ante una película demasiado corta. En cambio, he oído muchas protestas sobre las que son demasiado largas”. Igual de poco común resulta el uso de un blanco y negro dramático y expresionista. “Servía mejor a la historia. El énfasis de luces y sombras subraya el extremismo de los sentimientos”, justifica la directora.

Continuar leyendo …