Así se sobrevive en el Glaciar Siachen, la zona de guerra más alta del mundo – Cultura

Las pocas alegrías que tienen los soldados mientras defienden su puesto es recordar a sus seres queridos a través de fotografías en sus teléfonos inteligentes, respirar en tanques de oxígeno, calentarse en sus reducidas habitaciones con el fuego proveniente del keroseno, leer algunos libros, jugar cartas y la camaradería, aunque ninguna bala suena en las alturas, el sonido que mantiene a muchos cuerdos son sus canciones favoritas en voz de algunos compañeros, en una guerra silente en medio de la eterna nieve.

Continuar leyendo …