Lower Fourquet | Babelia | EL PAÍS

Quizás alguien se enfade, pero por muchas vueltas que le damos no encontramos un modelo diferente al actual que permita desarrollar a un artista su trabajo, a la vez darlo a conocer y asumir todas las gestiones derivadas de las exposiciones y ventas. Sobre todo hablando de artistas de media carrera. Lo que pasa que no es lo mismo llamar galería a una empresa con 50 trabajadores que a una de dos y un becario, como en nuestro caso. Siempre respetando el trabajo de cada uno, sobre todo el del becario. La viabilidad es limitada si no tienes claros los objetivos y ‘un plan de negocio’. Somos empresas, culturales, pero empresas y los números tienen que salir. El galerista asume la faceta de interlocutor para el artista y la de advisor para el coleccionista. Con el primero se habla y se discute de arte y hasta se ejerce de psicólogo, y con el segundo… también. Dicho esto, lo que sí tenemos claro es que el modelo clásico de galería está cambiando. No sabemos muy bien hacia dónde, pero intentamos no perdernos por el camino.

Continuar leyendo …

El universo provocador de Jan Fabre irrumpe en la Cartuja de Sevilla | Cultura | EL PAÍS

Admiración. Rechazo. Asombro. Extrañeza. Desconcierto. Esta exposición puede provocar todo tipo de sensaciones menos la indiferencia. Tras las primeras mesas de herramientas para hurtos se despliega un universo que hechiza. Sus dibujos con sangre. Sus trajes extravagantes. Sus transformaciones en personajes como el bailarín Fred Astaire, el músico Jim Morrison o el delincuente francés Jacques Mesrine. Su pasión por la entomología, que le llevó a ser el primer artista residente en el Museo de Historia Natural de Londres, donde disfrazó a varios científicos de los insectos que investigaban. Su performance con Marina Abramovich. Su permanente cuestionamiento del concepto y la historia del arte.

Continuar leyendo …

Del Wadi Rum a Farga | Cataluña | EL PAÍS

Conocida interiorista barcelonesa e impenitente viajera, Carandini (de un linaje de Módena que incluye a ¡ Christopher Lee! —Christopher Frank Carandini Lee—) exhibe en sus cuadros con técnica de collage otras latas historiadas, como la de agua o combustible que recogió en el desierto al sur de Libia, en el Fezán, el legendario reino de los garamantes, y que podrían haber dejado allí el Long Range Desert Group o las unidades de reconocimiento del Afrika Korps.

Continuar leyendo …

El arte español entre budas, mandalas y caligrafías chinas | Cultura | EL PAÍS

“Es una representación, aunque no exhaustiva sí amplia, que recoge a los artistas que fueron influidos en la práctica en su pintura, escultura o cerámica, en todos los conceptos”, explica el director de Exposiciones de la Fundación, Manuel Fontán del Junco. La muestra, que se puede ver hasta el 24 de junio, es inédita, porque con anterioridad no se había explorado ese influjo oriental en el arte español, apunta Fontán. El recorrido arranca con dos instalaciones de Manuel Vilariño y Juan Hidalgo y concluye con la exhibición de los libros de las bibliotecas (sobre todo de Zóbel y Tàpies) que fueron claves para dar a conocer el arte asiático.

Continuar leyendo …

El silencio infalible | Cultura | EL PAÍS

Pena de semana, por tantas cosas tan radicalmente serias, la despedida de Forges, tan madrileño y tan de Bilbao, y del mundo entero, nunca te olvides de Forges, nunca; y pena de semana por el fracaso de esa pared de Arco. Y por el silencio de Cristina Cifuentes. Su silencio infalible: no habla de lo que pasó, no va a la inauguración (no fue Manuela Carmena, pero ella lo explicó: no fue porque le indignó la torpeza de Ifema) que hicieron los Reyes para que no le preguntaran por lo que pasó; qué hizo ella con los votos que confieren mayoría a los que fueron capaces de dejar a Arco a la luna de Valencia, de entorpecer su prestigio. Ella no dice nada: va a todas las televisiones a hablar de sus cosas, pero cuando se toca el tuétano de su acción política, por ejemplo en este caso, decide no hablar.

Continuar leyendo …

La lluvia fina del autoritarismo | Cataluña | EL PAÍS

La tercera es el espontáneo cierre de filas inicial del bipartidismo, PP y PSOE, en apoyo de la decisión represora, por mucho que después ante las reacciones de los demás partidos, incluido Ciudadanos, hayan intentado rectificar sin exigir que la obra volviera a su sitio, en un vergonzante ejercicio de equilibrismo. Que una persona del historial de Margarita Robles justificara la censura porque “todo lo que ayude a rebajar la tensión se ha de valorar positivamente”, que al PSOE le hayan temblado las piernas, es una manifestación del clima cruzada patriótica que se ha ido creando en los últimos meses.

Continuar leyendo …

Un empresario adquiere por 80.000 euros la obra ‘Presos políticos’ retirada de ARCO | Cultura | EL PAÍS

El gobierno de Manuela Carmena desconocía la decisión de la institución ferial, de la que forma parte con un 93% de capital dividido a partes iguales entre la Comunidad de Madrid, la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento. El 7% restante está en manos de la Fundación Montemadrid. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que “no comparte” esta decisión y el coordinador general de alcaldía y vicepresidente de IFEMA, Luis Cueto, ha reiterado que “el Consistorio defiende la libertad de expresión y de creación por encima de todo”. La portavoz, Rita Maestre, ha asegurado que “no eran conocedores” de la petición de Ifema a la citada galería.

Continuar leyendo …

Santiago Sierra incluye a Junqueras y los Jordis como “presos políticos” en una obra en Arco | Cultura | EL PAÍS

Sobre los titiriteros, recuerda que era una función que “representaba a la policía acusando falsamente de delitos de terrorismo a una bruja por llevar una pancarta con el mensaje ‘Gora Alka-Eta”. Ambos fueron detenidos cinco días y la Audiencia sobreseyó la causa. Sobre la “trifulca” de Alsasua en la que varios guardias civiles fueron agredidos una noche en un bar, recuerda que las penas solicitadas por la fiscalía suman 372 años y medio de cárcel. El ministerio público reclama en conjunto las penas a ocho acusados por lesiones terroristas.

Continuar leyendo …

Ruta por la semana del arte contemporáneo en Ciudad de México | Cultura | EL PAÍS

Mirándose en el espejo de las ferias paralelas de referencia, como Liste Art Basel, NADA en Miami o Independent en Nueva York, “proyectos alternativos pero con una oferta profesional y de calidad”, Shultz considera que, sin perder el espíritu original –un espacio pensado por y para una nueva generación de galeristas–, han alcanzado “el tamaño y el nivel adecuado para estabilizarnos y enfocarnos en mejorar”.

Continuar leyendo …

Nihilismo positivo | Babelia | EL PAÍS

Probablemente el arte contemporáneo sea una de las áreas peor tratadas por las administraciones públicas, mantiene una de las peores relaciones con la ciudadanía, en parte por esa falta de apoyo, en parte por el desconocimiento y en parte porque desde el arte contemporáneo hay muchas cosas que no se están haciendo bien. Si hablamos de apoyo económico la respuesta es que no y si hablamos de apoyo institucional tampoco, basta con escucha lo que dicen del arte contemporáneo español algunos directores de grandes instituciones españolas más allá de nuestras fronteras. Es decir, sin una estructura estable de apoyo con recursos económicos suficientes -no sólo por la cuantía sino por el cómo se hace- y sin unas instituciones que realmente apoyen el tejido local -miremos la programación de nuestras instituciones y la proporción de artistas propios que en ellas se muestran- parece difícil decir que en España se apoya el arte contemporáneo.

Continuar leyendo …

“Picasso anticipó en décadas la idea de daño colateral” | Babelia | EL PAÍS

T. J. C. En la batalla propagandística de la Guerra Civil había un motivo constante en ambos mandos: la madre sufriente, la mujer que sangra. Hay incluso un comentario un poco sucio de W. H. Auden en sus diarios en el que dice que no es posible viajar por España sin toparse por todas partes con madres que sangran. Es bastante execrable la observación, pero apunta a algo real: el abuso de las mujeres como principales objetivos del horror. Las hay en el Guernica, pero no están usadas de un modo manipulador. Es como la materialización antes de tiempo de la idea del daño colateral. El Guernica es un recordatorio décadas antes de comenzar guerra de Irak. ¿Daño colateral? ¿Colateral a qué?

Continuar leyendo …

‘Más o menos 500 negritos’ en una barca | Blog Africa no es un pais | EL PAÍS

La obra Autorretrato, por Boris Hoppek (que es caucásico), representado como un Bimbo entre rejas, es ya una declaración de intenciones. Se sitúa como un igual en una idea y contextualización que continúa en otras obras como la de un collage donde pega la cara de Bimbos a occidentales en bikini y bañador montados en yates, otro tipo de barcas que van sobre la misma agua en la que mueren ellos al cruzar hacia Europa. De Ceuta; A Melilla; Afrika-Kanarias; Minotauro; Patera Tumba; Surf Coffin, que es una tabla de surf como un ataúd; o Cerca de Europa, donde aparece Bimbo enmarcado tras una valla metálica, son otros de los títulos de las propuestas del artista, que ha creado de forma inédita este 2017 en su primera muestra en Sevilla esta selección de obras expuestas a las que se les suman cerca de 60 trabajos más entre dibujo y fotografía.

Continuar leyendo …