La hidroeléctrica que amenaza a 5.000 indígenas bolivianos

A pesar de que incluso Geodata recomienda “aplazar” el desarrollo de la central hidroeléctrica El Bala “hasta cuando las condiciones del mercado energético de Bolivia y del exterior indiquen la conveniencia de su puesta en marcha”, las autoridades competentes no han descartado construir esa segunda represa. Simplemente sostienen que la prioridad es el Chepete e insisten en que la construcción del segundo componente no comenzaría hasta dentro de al menos quince años.

Continuar leyendo …