Las musulmanas denuncian acoso sexual en el peregrinaje a La Meca | Internacional | EL PAÍS

“Las musulmanas nos encontramos entre la espada y la pared”, explica Eltahawy. “Por un lado, la comunidad [islámica] nos pide que guardemos silencio; y si denunciamos, damos un arma a la derecha racista e islamófaba”. Por ello ella se siente obligada a utilizar la plataforma que tiene como escritora para hablar por quienes no pueden hacerlo y señalar a los agresores, rechazando a la vez la manipulación de los islamófobos.

Continuar leyendo …