Los años del destape literario | Babelia | EL PAÍS

Si hubo una novela madrugadora en la doma del pudor en las letras españolas esa fue Nada, de Carmen Laforet, donde el fuerte tono autobiográfico se vertía sobre una disección casi telúrica de la familia española. La doma del pudor no es otra cosa que la convivencia tranquila de los escritores con su propia identidad histórica, y esa identidad no se explica sin la familia, es decir, sin un padre y una madre. Así la novela Patria, de Aramburu, supo explicar el terrorismo etarra en tanto en cuanto puso la lupa en la narración de la vida de dos familias. Porque la familia es la unidad de peso de la realidad. En El balcón en invierno Landero nombra lo que bien podría ser el santo grial de la historia privada de las familias españolas de las últimas décadas: el deseo de que los hijos vivan mejor que los padres. Es allí donde la paternidad y la maternidad encuentran una dimensión de alta verdad humana, porque allí laten con fuerza el sacrificio y el amor. Este deseo ayudó a construir la historia de España, que es tanto como decir que nos constituye y nos explica y sigue en activo, en una cadena moral y humana que pasa de padres a hijos y que sigue siendo, desde Shakespeare, Kafka y Dostoievski, el gran tema de la literatura occidental.

Continuar leyendo …

Una epopeya gay en la América del exterminio de los indios | Cultura | EL PAÍS

Hay una pregunta inevitable ¿Con esta historia de amor, travestismo, violencia y supervivencia en la América del XIX no se corre el riesgo de hacer poco plausibles a los personajes? “¿Por qué? Había historias así en aquella época en América. Solo había que contarlas”, responde algo más serio antes de enseñar dos fotos (en una, dos soldados posan sentados con una mano en la pierna del otro; en la otra, cuatro niños vestidos de niñas miran a la cámara). “¿Ves? Era obvio aunque no se dijera. Para un escritor esto es magia. Una foto sin más información, todo el espacio del mundo para crear”, explica.

Continuar leyendo …

La niña que creció entre muertos | Cultura | EL PAÍS

Los años de violencia, clandestinidad y ansiedad los ha dulcificado para poder narrarlos. “Hay muchísimos más muertos en mi vida de los que he contado en la novela”, aclara la colombiana. “Sería un relato tan duro, tan visceral, tan agresivo que no se puede soportar”, subraya y zanja: “Yo también tengo que sobrevivir a mi propia historia”.

Continuar leyendo …

Lo nuevo de Lucia Berlin | Cultura | EL PAÍS

La editorial FSG ultima ahora con la ayuda del hijo de la escritora Jeff Berlin, Welcome Home obra que recoge un inacabado libro autobiográfico y lo completa con cartas y fotos de la escritora. La edición estadounidense coincidirá con la salida del libro de cuentos. En español, las memorias serán publicadas también por el sello Alfaguara unos meses más tarde.

Continuar leyendo …

Estaciones

El libro no lo he vuelto a leer porque es muy malo; la película, que se parece muy poco al libro, no la puedo ver porque muestra exactamente cómo seríamos quince años después de haberlo escrito. No pasa nada, sólo una decadencia muy poco exquisita. Estaba todo preparado para que fuese así y por eso lo escribí: no el camino hacia la droga, al fin y al cabo ya emprendido, sino el regreso. La vuelta a casa a dejarse vivir, que es más lento aún que dejarse morir.

Continuar leyendo …